El centro de Juan Llorens pone en marcha la primera Escuela de Alimentación y Nutrición

Curso de Nutrición Juan Llorens
  • El objetivo es mejorar la salud de la población y el cuidado asistencial continuado, sobre todo en el campo de la prevención
  • La reeducación alimentaria es fundamental para conseguir una aceptación del plan dietético por parte del paciente y la autogestión de su patología
  • El 15.4 por cien de la población adulta tiene obesidad y el 53 por cien de la población adulta tiene sobrepeso

El centro de especialidades de Juan Llores pone en marcha la Escuela de Alimentación y Nutrición, que se enmarca dentro del Programa de Educación Nutricional en el Paciente Obeso. Una iniciativa novedosa que ha sido presentada por Juan José Soler, director médico del Departamento Valencia-Hospital General, y Carlos Sánchez, responsable de la Unidad de Endocrinología y Nutrición.

Este proyecto se ha diseñado con el objetivo de implantar un programa de educación plobacional en patologías endocrinológicas y nutricionales crónicas de alta prevalencia. De este modo, se pretende mejorar la salud colectiva de la población y el cuidado asistencial continuado, sobre todo en el campo de la prevención.

Soler ha destacado que este programa está dentro de la actividad que va a tener del centro de especialidades de Juan Llorens, “que estamos potenciando para ofrecer un mejor servicio y adaptarse a los cambios que el ciudadano demanda y a las necesidades de futuro, completando y mejorando su oferta actual”.

Así pues, este año el centro de especialidades “ha incrementado su cartera de servicios, con la incorporación de médicos de familia, del retinógrafo digital para la prevención de la retinopatía diabética, la Unida de Tabaquismo y el aumento de la cirugía sin ingreso, entre otos, y estamos valorando poner en marcha nuevas iniciativas”, añade Soler.

Respecto a la Escuela de Alimentación y Nutrición, este programa es la primera vez que se hace en la Comunidad Valenciana enfocado desde la transmisión de conocimiento a grupos reducidos por parte de especialistas en endocrinología. Así pues, incide en que las pérdidas de peso moderadas, pero mantenidas en el tiempo, aportan beneficios sobre las complicaciones asociadas al exceso de peso.

Según Carlos Sánchez, hay que conceder especial importancia a los programas de educación alimentaría y modificación de hábitos encaminados a la prevención y tratamiento de esta patología, “que son los que ayudarán al paciente a cambiar sus hábitos alimentarios por otros mejores y a mantenerlos en el tiempo, con lo que se consigue un pérdida de peso menos recuperable”.

Aunque la importancia de realizar este tipo de reeducación alimentaria es fundamental para conseguir una aceptación del plan dietético por parte del paciente, la oferta de este tipo de programas todavía es muy reducida. El objetivo de la unidad es instaurarlo como uno de los pasos a introducir dentro del plan terapéutico del paciente con exceso de peso.

Por eso, los objetivos que se buscan con este programa nutricional son:
– Ampliar y aclarar, en caso necesario, los conocimientos básicos sobre la propia enfermedad y su tratamiento a través de la dieta y el ejercicio.
– Modificar hábitos alimentarios erróneos para evitar recidivas una ver finalizado el tratamiento.
– Capacitar al paciente, mediante formación, a confeccionar su propia dieta, adquiriendo mayor autonomía a la hora de adecuarla a las distintas situaciones de su vida.
– Instruir e implementar en su vida diaria la práctica habitual de ejercicio físico.
– Alcanzar y/o mantener un peso estable y adecuado.
– Aportar el máximo apoyo al paciente para promover la autoayuda en beneficio de su salud y bienestar.

“En definitiva, nuestro objetivo es implementar la autogestión de este proceso crónico por parte de los pacientes para mejorar la eficiencia del sistema”, señala Sánchez.

Exceso de peso
La obesidad es uno de los principales modelos de enfermedad crónica caracterizado por un exceso de grasa que perjudica la salud y que, en ocasiones, puede limitar considerablemente la vida de quien la padece comportando un riesgo sobreañadido por su asociación a otras enfermedades crónicas.

Es, además, un proceso crónico de elevada y creciente prevalencia, ya que el 15.4 por cien de la población adulta tiene obesidad, el 53 por cien de la población adulta tiene sobrepeso y el 14 por de adultos en la Comunidad Valenciana son diabéticos (se considera al exceso de peso como causante de esa alta prevalencia). Además, el 20-25 por cien de la población general presenta alteraciones lipídicas que son debidas, en muchos casos, a un aumento de peso corporal.

“La obesidad representa, por tanto, un modelo de enfermedad crónica a la que hay que dar una respuesta ordenada en su gestión y cuyo abordaje inicial requiere cambios en el estilo de vida: prescripción de una dieta hipocalórica y ejercicio físico y modificaciones de la conducta”, añade Sánchez.
*Pie de foto: Anabel Barberá, directora de Enfermería de Atención Pimaria; Carlos Sánchez; jefe de la Unidad de Endocrinología y Nutrición; Juan José Soler, director médico del Hospital General y Rafael Micó, director Médico de Atención Primaria.
PROGRAMA DETALLADO

Lunes, 3 de mayo: TODO SOBRE LA OBESIDAD
Presentación del programa  y explicación de las actividades que se van a realizar a lo largo de la semana (de 16 a 18 horas) y cuáles son sus objetivos.

Charla sobre la obesidad, donde se hablará de epidemiología, clasificación, casos clínicos y enfermedades que se relacionan con esta patología.

Valoración del estado nutricional a cada paciente mediante antropometría.

Martes, 4 de mayo: PLANIFICACIÓN ALIMENTARIA Y EJERCICIO
Explicación del plan dietético a seguir en cualquier paciente con obesidad (dieta, ejercicio físico, seguimiento de la dieta) y otras medidas posibles (fármacos, cirugía).

Se pasará a los pacientes una encuesta de hábitos alimentarios y de consumo.

Breve charla sobre la importancia del ejercicio físico en el plan dietético de cualquier persona para introducir la práctica de una hora de ejercicio físico, que tendrá lugar a partir de este día y hasta el jueves por un fisioterapeuta.

Miércoles, 5 de mayo: ALIMENTOS EN LA MESA
Para favorecer que los pacientes aprendan a utilizar las dietas y que puedan mantenerlas a lo largo de toda su vida, se les explicará los grupos de alimentos y la importancia de conocer cuáles son las raciones adecuadas de cada grupo de alimentos. Que sean capaces de reconocer visualmente el tamaño de la ración.

Jueves, 6 de mayo: TALLER CULINARIO
Explicación de todos los tipos de métodos culinarios posibles para que el paciente aprenda a cocinar sin gran cantidad de grasa y que los platos le resulten apetitosos y amenos. Se pretende conseguir que el paciente se adhiera completamente a la dieta sin que refiera aburrirse de la misma por la falta de variedad a la hora de cocinar.

Ejemplos de recetas sencillas.

Viernes, 7 de mayo: ¡SEGUIMOS LA DIETA!
Ya que es habitual comer fuera de casa, se llevará a cabo un taller de enseñanza sobre cómo mantener la dieta en este tipo de comidas.

Se hará un debate sobre falsos mitos alimentarios para despejar las posibles dudas que puedan tener.

Para favorecer que el paciente pueda seguir el plan dietético asignado, después de finalizar este programa se le enseñará cómo debe mantener su peso (cuándo se tiene que pesar, en qué lugares, cuándo tiene que hacer ejercicio físico, cuánto peso debe perder al cabo del mes, cuál es la pérdida de peso aconsejada…).

Se volverá a realizar otra valoración del estado nutricional de los pacientes mediante antropometría.

Puede descargarse esta información pulsando aquí

 

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *