Investigadores del Hospital General hallan nuevos perfiles angiogénicos para combatir el cancer de pulmón

Eloisa Jantus y Rafael Sirera
  • Hallan nuevos los perfiles angiogénicos que podría definir subgrupos de pacientes que se beneficiarían de terapias anti-angiogénicas
  • Este descubrimiento, a partir del estudio de 8 genes diferentes, se ha presentado en la última Conferencia Europea de Cáncer de Pulmón, celebrada en Ginebra
  • El General es uno de los centros pioneros en la aplicación experimental de estas terapias basadas en el perfil genético de cada paciente
Investigadores del Hospital General han presentado los resultados de un  trabajo de investigación sobre cáncer de pulmón, en la Conferencia Europea de Cáncer de Pulmón, celebrada del 28 de abril al 1 de mayo de 2010 en Ginebra (Suiza).
Sus trabajos se han centrado en la evaluación de 8 genes diferentes relacionados con el factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), a partir del estudio de 135 muestras de cáncer de pulmón de pacientes que se atienden en el General.
De sus resultados destaca que solamente un biomarcador no puede reflejar la complejidad del proceso angiogénico, por lo que parece improbable que un único marcador angiogénico proporcione toda la información clínica relevante. Sin embargo, cuando los marcadores se han considerado en combinación han proporcionado un patrón más completo. Este patrón ha permitido definir un perfil que mejora significativamente su valor de pronóstico.
Los resultados se han presentado en varios trabajos, seleccionados como unos de los más destacados en su área en España, fruto de la línea de investigación que llevan a cabo Eloisa Jantus y Rafael Sirera, dirigida por Carlos Camps, jefe del servicio de Oncología Médica. Una línea de investigación traslacional que se centra en la búsqueda de biomarcadores y perfiles angiogénicos, en cáncer de pulmón no microcítico (cáncer de células no pequeñas).
En la conferencia se han abordado las nuevas estrategias de enfoque multidisciplinar que se han confirmado como las más importantes: la investigación farmacogenética, las pruebas clínicas que incluyen la evaluación genética y la investigación básica, clínica y traslacional. En este último modelo de investigación se encuadran los trabajos presentados por Jantus y Sirera.
Aunque los tratamientos estándares para combatir la enfermedad están basados en combinaciones de fármacos administrados de forma empírica, los rápidos avances en el diagnóstico molecular están permitiendo clasificar a los pacientes en grupos, según la efectividad en el uso de dianas moleculares (marcadores genéticos) que permiten determinar la mayor o menor respuesta del paciente a un determinado tratamiento.
En el trabajo realizado se ha visto que los pacientes que presentaban tumores con altos niveles de VEGF-A y VEGFR-1 tendían a tener un peor pronóstico en términos de supervivencia global. Eloisa Jantus señala que: “El subgrupo de pacientes con niveles altos de VEGF-A y VEGFR-1 presentan un 30% menos de supervivencia que aquellos que los tienen más bajos.  Estos perfiles necesitan una validación en grupos mayores de pacientes antes de que se pueda aplicar en el ambulatorio”, señalan Jantus y Sirera.
El factor de crecimiento del endotelio vascular (VEGF) y la terapia personalizada
La angiogénesis o desarrollo de nuevos vasos sanguíneos se ha considerado durante varias décadas una diana interesante para la terapia antineoplásica. El VEGF pertenece a una familia de proteínas relacionadas estructuralmente, que actúan favoreciendo el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos (angiogénesis) y la supervivencia de los vasos sanguíneos inmaduros, lo que permite el aporte de oxígeno y nutrientes al tumor, facilitando su crecimiento y su invasión hacia otros órganos (metástasis).
En la actualidad existen varios fármacos dirigidos contra esta molécula, pero es necesario encontrar un biomarcador (molécula que pueda ser estudiada en el tejido tumoral o en la sangre de los pacientes), que permita seleccionar a aquellos pacientes que se beneficiarían de la adición de este tipo de fármacos, en su esquema de tratamiento, lo que se conoce como terapia personalizada.
Este es precisamente uno de los temas centrales de la investigación llevada a cabo en el Laboratorio de Oncología Molecular de la Fundación Investigación Hospital General y cuyos resultados se acaban de exponer en la Conferencia de Ginebra.
Para la investigación  Carlos Camps ha recibido la beca Roche  en Onco-Hematología 2009, dotada con 76.000 euros y con la que se llevará a cabo este estudio dirigido a detectar nuevos biomarcadores en el cáncer de pulmón. El galardón reconoce al mejor proyecto en el campo de Onco-Hematología Médica Traslacional con aplicación  en la práctica clínica.

Puede descargarse esta información pulsando aquí

 

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *