El Hospital General pone en marcha una Unidad de Cuidados Intermedios en el Servicio de Pediatría

  • La Unidad de Cuidados Intermedios Mixta está adaptada para la atención de pacientes pediátricos tanto recién nacidos como niños hasta 14 años.
  • La unidad está conformada por un equipo pediatras que disponen de la tecnología necesaria para ofrecer una monitorización continua y soporte vital.
  • La asistencia se estructura en diferentes niveles de atención y cuidados.
  • De esta unidad ya se han beneficiado más de un centenar de niños.

El servicio de Pediatría del Hospital General de Valencia ha puesto en marcha una unidad de cuidados intermedios mixtos. Esta unidad está adaptada para la asistencia de los prematuros, recién nacidos a término y de niños hasta 14 años que requieren técnicas especiales de cuidados intermedios.

Así pues, acoge ingresos de pacientes de diversa procedencia que no reúnen los criterios para su ingreso en las unidades de Cuidados Intensivos pero que precisan medidas de tratamiento, cuidados y monitorización más complejos de los que se pueden ofrecer en las salas de hospitalización generales.

La creación de esta Unidad se basa en que durante los últimos años existe una tendencia creciente en la población pediátrica atendida por el Servicio de Pediatría del Hospital General Universitario de Valencia. Esto comporta un aumento de la patología grave que acude y que requieren soporte vital. Esta atención puede ser suficiente para mantener a un niño hospitalizado o puede ser un elemento imprescindible para su estabilización y posterior traslado a una Unidad de Cuidados Intensivos si se precisa.

Empar Lurbe, jefa del servicio de Pediatría, destaca que “lo importante es cuidar del paciente y de su familia como un núcleo o unidad. La puesta en marcha de los cuidados intermedios contribuye, sin duda, a evitar traslados a otros hospitales con  los inconvenientes que de ello se derivan.

Equipo, tecnología y protocolos

La Unidad de Cuidados Intermedios está formada por pediatras y enfermería especializada y dispone de los medios adecuados para prestar asistencia neonatal y pediátrica.

Según la jefa de Pediatría “esto nos da la posibilidad de estabilizar al niño grave y, una vez estabilizado, disponer de las técnicas y soportes adecuados que evitan en la mayoría de las ocasiones traslados a una unidad de cuidados intensivos”.

Todo ello dentro de un contexto de humanización asistencial, pues se facilita la entrada de los padres, se potencia el contacto `piel con piel´ entre el recién nacido y la madre y la lactancia materna. “Disponer de nuevas tecnologías no significa perder de vista la interrelación y el vínculo materno-filial y la calidez que requieren estos momentos tan decisivos”, añade Lurbe.

Con la creación de esta unidad se consigue una adecuación de los recursos humanos y materiales, según niveles de atención y cuidados, apropiados a las necesidades de los pacientes.

Más niños prematuros
La necesidad de esta Unidad se ha visto reforzada por un incremento de los partos prematuros atendidos en nuestro hospital. La maternidad a una edad más avanzada, los tratamientos de infertilidad o las situaciones estresantes que pueden vivir las madres en sus trabajos diarios, entre otras causas, están subyacentes a este incremento.

La creación de estos Cuidados Intermedios permite la atención a prematuros desde 32 semanas de gestación mejorando la calidad asistencial, evitando el traslado de las madres gestantes y asegurando la continuidad de la atención de los recién nacidos en su departamento de salud.

Con la puesta en marcha de la Unidad de Cuidados Intermedios, el Hospital General completa su oferta de atención integral materno infantil.

Puede descargar esta información pinchando aquí

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *