Más de 14.000 pacientes con cáncer colorrectal metastásico se benefician ya de una terapia personalizada a través del Proyecto Determina KRAS

Más de 14.000 pacientes con cáncer colorrectal metastásico se benefician ya de una terapia personalizada a través del Proyecto Determina KRAS
  • Conocer el estado mutacional del gen KRAS permite seleccionar cuál es el tratamiento más eficaz para cada paciente, y predecir así la respuesta al mismo.
  • Tras dos años de andadura del proyecto, cerca de 14.000 pacientes con cáncer colorrectal metastático se han sometido a la determinación del gen KRAS en España.
  • En la Comunidad Valenciana se han analizado más 2.500 muestras del gen KRAS, de las que 1.700 han sido realizadas por el Hospital General.

Sergio Blasco, director gerente de Hospital General de Valencia, y José Cabrera, director médico de Merck, han presentado esta mañana los datos de Proyecto Determina KRAS, cuyo objetivo es analizar el estado mutacional del gen KRAS, un biomarcador que ayuda a detectar una de las alteraciones celulares que contribuyen al desarrollo del cáncer colorrectal.

Más de 14.000 pacientes con cáncer colorrectal metastásico en España ya se están beneficiando de este tratamiento personalizado que, tras el estudio de las muestras, permite seleccionar cuál es la terapia más eficaz para cada paciente y predecir así la respuesta al mismo.

El Hospital General de Valencia es uno de los centros de referencia españoles integrados en el Proyecto Determina KRAS, que está liderado por la compañía químico farmaceútica alemana Merck.

Blasco ha destacado que en el General de Valencia “se ha analizado la mayoría de las muestras procedentes de hospitales de la Comunidad Valenciana y de provincias limítrofes como Murcia y Castila-La Mancha, lo que supone un total de 1.700 muestras analizadas en nuestro centro”.

En total, se han analizado en esta comunidad más de 2.500 muestras desde que este proyecto se puso en marcha en julio de 2008. Esta cifra resulta de la suma de las 1.700 determinaciones realizadas por el General de Valencia y las muestras analizadas en centros propios con los que Merck colabora.

De las 1.700 muestras analizadas en el laboratorio de biología molecular de la Fundación Investigación Hospital General, el 46.4% presentaba alguna mutación del KRAS, mientras que el 53.6% presentaron fenotipo silvestre (el que se da de forma natural, que no han tenido alteraciones en su material genético).

A los pacientes que se ha detectado que sí que tienen alguna mutación del KRAS, se ha aconsejado que no se le aplique ciertos fármacos antineoplásicos (sustancias que impiden el desarrollo y proliferación de células tumorales malignas) porque no tiene efecto alguno cuando se da esta mutación. De este modo, al paciente se le evita la enorme cantidad de efectos secundarios que puede producir en estas personas, a las que este tratamiento no es efectivo.

“Si el KRAS ha mutado, ciertos tratamientos van a ser inútiles. En cambio, si el gen no ha mutado, la terapia sí que es efectiva”, señala Carlos Camps, jefe del Servicio de Oncología Médica. “La selección de los pacientes con cáncer colorrectal metastático según su estatus KRAS es realmente necesaria para definir qué pacientes se beneficiarán más de un tratamiento u otro. Nos referimos a terapias dirigidas contra dianas que lo que buscan es el bloqueo de la vía de señalización mediada por EGFR”, añade Camps.

El Proyecto Determina KRAS involucra a cinco centros de referencia a nivel nacional: el General de Valencia, el Clínico San Carlos de Madrid, el Carlos Haya de Málaga, el Vall d’Hebron de Barcelona y la Clínica Universitaria de Navarra.

Según ha destacado José Cabrera, “nos sentimos muy orgullosos de la evolución del proyecto, aunque todavía nos queda camino por recorrer, hasta que todos los pacientes diagnosticados con cáncer colorrectal metastásico puedan acceder a la determinaciòn del gen KRAS”.

Desde Merck se sigue trabajando del mismo modo que desde hace dos años “para que todos los oncólogos tengan la posibilidad de identificar a los pacientes susceptibles de recibir un tratamiento personalizado. Además de permitir aplicar el mejor tratamiento para cada paciente individual, el test para la determinaciòn del gen KRAS supone otro doble ventaja: evita efectos secundarios innecesarios y optimiza los recursos existentes”, añade Cabrera.

Tratamientos individualizados
El propósito de esta investigación es facilitar tratamientos individualizados y a la medida de cada paciente. Este “tratamiento a la carta” es posible porque este gen ayuda a predecir el comportamiento biológico del tumor antes de decidir el tratamiento más adecuado para el paciente.

El gen KRAS es muy importante clínicamente, ya que se muta aproximadamente en un 40 por cien de los casos de carcinomas colorrectales y en un 90 por cien de los casos de carcinomas de páncreas. Este tipo de cánceres constituyen la segunda y la cuarta causa de muerte en los países evolucionados.

Puede descargarse esta información pulsando aquí

 

Comparte la noticia
Comments
  1. 3 años ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *