El Hospital General acoge a 30 especialistas en endocrinología y nutrición para debatir aspectos novedosos de su especialidad

  • 30 especialistas debatieron sobre el hipotiroidismo subclínico, el nódulo tiroideo y la seguridad de los fármacos para la diabetes.
  • El Hospital General ha implantado un protocolo para evaluar y tratar el hipotiroidismo subclínico, cuyos síntomas son poco evidentes.
  • La seguridad de los fármacos preocupa a los especialistas que tratan a personas con diabetes.

El I foro de Endocrinología y Nutrición del Hospital General de Valencia reunió a una treintena de especialistas de Castellón y Valencia para debatir dos temas que se tratan frecuentemente: el hipotiroidismo subclínico y el nódulo tiroideo.

Respecto al primero, cuando aumenta la actividad del tiroides se habla de hipertiroidismo y cuando disminuye por debajo de lo normal de hipotiroidismo. Ambas disfunciones cursan con síntomas claros y evidentes. Pero en muchas ocasiones hay una menor actividad tiroidea, tan discreta y sutil, que los síntomas son poco evidentes y específicos, por eso se llama hipotiroidismo subclínico.

El hipotiroidismo subclínico –definido por la normalidad analítica de las hormonas producidas en el tiroides, pero con aumento de la hormona hipofisaria (TSH)– afecta del 3 al 8 por cien de la población general, es más frecuente en las mujeres y su prevalencia es superior al 10 por cien por encima de los 60 años.

Su abordaje terapéutico es, sin embargo, motivo de controversia. Durante la reunión, los especialistas expusieron experiencias y comentarios, tanto en lo relativo a su manejo como en la protocolización de su asistencia.

“En algunos departamentos sanitarios –como en el del Hospital General– se ha protocolizado la evaluación y tratamiento de esta patología, en consenso con los médicos de atención primaria”, señala Carlos Sánchez, jefe de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital General. De este modo, se ha establecido la necesidad de tratamiento sustitutivo con hormona tiroidea cuando existe bocio (aumento de tamaño del tiroides), cuando los anticuerpos del tiroides son positivos (indicativos de una mayor predisposición inmunitaria a grados mayores de alteración tiroidea), cuando las cifras de TSH están bastante elevadas o en circunstancias especiales como, por ejemplo, el embarazo o la búsqueda del mismo.

Nódulo tiroideo
Respecto a los nódulos tiroideos, suponen una importante causa de consulta y es que, según los expertos, podría detectarse hasta en el 2 ó 3 por cien de la población adulta.

Los nódulos grandes son muchas veces visibles y pueden producir problemas compresivos a nivel del cuello: dificultad al tragar, al respirar, cambios en la voz, etcétera.

“Pero, en muchas ocasiones, se trata de nódulos más pequeños que precisan de una prueba de imagen como la ecografía y en menor medida la gammagrafía que permiten definir exactamente, no sólo su tamaño, sino las características del mismo. Además, en muchos casos precisan de una punción (PAAF) para estudiar su contenido y descartar la posible malignidad del mismo”, añade Carlos Sánchez.

Estas técnicas de imagen, el abordaje diagnóstico y las diversas opciones terapéuticas fueron debatidas en el foro en el que, no solo se revisaron los últimos consensos y guías internacionales, sino que se comentaron aspectos prácticos del día a día en el abordaje de esta patología.

Fármacos para la diabetes
El foro concluyó con una conferencia vía satélite con Javier Escalada que, desde la Clínica Universitaria de Navarra, presentó y debatió posteriormente con los presentes otro tema de actualidad: Efectos cardiovasculares de las sulfonilureas. Se trata de un grupo de fármacos clásico en el tratamiento de la diabetes pero que, en los últimos años, está sometido a debate entre la comunidad científica debido a que, en muchos casos, sus posibles efectos secundarios sobrepasan sus beneficios en las personas con diabetes.

En estos momentos en los que han aparecido y van a aparecer nuevos fármacos para tratar la diabetes, la seguridad de los mismos y de los ya existentes es un tema que preocupa a los especialistas que tratan a personas con diabetes, como se puso de manifiesto en el coloquio posterior con Escalada y entre los propios asistentes.

El Foro de Endocrinología y Nutrición se desarrolló en el Hospital General de Valencia y estuvo organizado por la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital General, con el auspicio de la Sociedad Valenciana de Endocrinología, Diabetes y Nutrición (SVEDyN) y el patrocinio de Laboratorios MSD-Cardiometabólico.

Su objetivo es ser, de forma periódica, un foco de reunión de especialistas de endocrinología y nutrición de la Comunidad en el que se debatan, de manera distendida pero rigurosa y favoreciendo la máxima participación, aspectos prácticos de la especialidad que afectan a los endocrinólogos en su actividad diaria, tanto con los pacientes como con en su relación con otros profesionales sanitarios.

Puede descargar esta noticia pinchando aquí

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *