Expertos del General utilizan una nueva técnica endoscópica para acceder a los tumores del área hipofisaria

  • Un endoscopio con lentes ópticas de 0 y 30 grados permite “mirar alrededor” como si nuestro ojo estuviera dentro de esta cavidad y pudiéramos girar 180 grados para ver todo lo que nos envuelve.
  • La imagen aporta a los cirujanos una orientación más segura y precisa al tiempo que permite trabajar en tiempo real las imágenes.
  • Con esta técnica los cirujanos del General han practicado con éxito más de 50 extirpaciones de tumores en la base del cráneo.

Expertos en cirugía de nariz y cerebro del Hospital General han sido los invitados a presentar los nuevos avances quirúrgicos en el abordaje transesfenoidal endoscópico, dentro de la jornada de actualización en técnicas quirúrgicas que ha organizado recientemente la Sociedad Vasca de Otorrinolaringología.

Durante este encuentro, Miguel Armengot, jefe de sección de Rinología, del Servicio de Otorrinolaringología y José María Gallego, especialista del Servicio de Neurocirugía operaron a un paciente para extraerle un tumor situado en la base del cráneo en la cavidad interna posterior de la nariz, la región hipofisaria donde se pueden formar distintos tipos de tumores.

La intervención fue retransmitida en directo desde el quirófano y posibilitó a los asistentes, cirujanos e investigadores, presenciar y escuchar los comentarios de la trayectoria y localización del tumor así como las vías de acceso para su extirpación. Una vez finalizada la operación, Armengot y Gallego,  presentaron una sesión de trabajo teórico donde expusieron la evolución de esta nueva técnica de abordaje así como las ventajas que suponen, tanto desde el punto de vista de la cirugía como de la seguridad y recuperación del paciente.

Esta técnica, aunque ya se aplica en varios hospitales españoles, ha sido mejorada por los cirujanos del General que cuentan con una experiencia de diez años. Durante este período de tiempo han practicado más de 50 operaciones a pacientes afectados de adenomas hipofisarios mediante abordaje transesfenoidal endoscópico nasal utilizando un brazo articulado para fijación de la óptica en el tiempo neuroquirúrgico y utilizando para la guía más segura un neuronavegador. Con esta técnica ya es posible acceder al área hipofisaria mediante esfenoidotomía bilateral en la que se utilizan unas lentes ópticas de 0 y 30 grados.

Esta técnica ha permitido pasar, en poco años, de un abordaje a esta región que se hacía desde las vías transcraneales, a las sublabiales y transeptales, es decir abriendo desde algún punto de la cabeza o del rostro, a los actuales abordajes con navegador que permite ver la zona afectada en todos los planos, ya que permite “mirar alrededor” como si nuestro ojo estuviera dentro de esta cavidad y pudiéramos girar 180 grados para ver todo lo que nos envuelve. La fijación del endoscopio estabiliza la visión y permite al segundo cirujano ayudar con más eficacia.

La experiencia de los cirujanos del Hospital General les ha permitido presentar un amplio estudio de la evolución de esta técnica a partir de un proceso reflexivo sobre su práxis y en examen de los datos de cada uno de los casos clínicos que han atendido en estos años hasta llegar a la validación de la técnica como uno de los mayores avances en el tratamiento de los adenomas hipofisarios.

Entre las ventajas de este abordaje destacan que el paciente se va a casa a los cinco días y disminuye la iatrogenia, es decir, el daño que produce el cirujano al buscar el tumor, ya que su visión anterior que era horizontal es ahora de 180 grados. Desde el punto de vista de la rinología, la nariz queda sin secuelas y perfectamente funcional a diferencia de los anteriores abordajes sin navegador que podía dejar secuelas como la obstrucción nasal crónica, costras nasales, ocena –mal olor nasal-, todo ello al destruir la estructura nasal, lo que inhabilitaba socialmente al paciente.

¿Que son los adenomas hipofisarios?
La hipófisis es una pequeña glándula situada en la base o centro del cráneo, dentro de una estructura de hueso que la protege denominada silla turca. La hipófisis se encarga de producir hormonas, como la de crecimiento, la hormona antidiurética, o la oxitocina entre otras.

Dentro de la compleja variedad de tumores están los adenomas hipofisarios que son los tumores intracraneales más frecuentes y representan aproximadamente el 15 por cien de todos ellos. Estos tumores varían su presentación clínica según sean secretores (menos común) o no secretores (más común).

De entre los secretores el más frecuente es el conocido como secretor de prolactina, seguido por hormona del crecimiento y otros tipos de hormonas. Los adenomas o tumores no secretores se manifiestan por su efecto masa.

El cuadro clínico puede comprender uno o varios síntomas y signos como el trastorno endocrinológico, dolor de cabeza, hipopituitarismo, pérdida de visión y defectos del campo visual y déficits de pares craneales.

Ventajas del neuronavegador
El uso del neuronavegador reduce el tiempo quirúrgico y facilita la cirugía. Elimina todos los inconvenientes que comporta un aparato de radiología en quirófano –que se utilizaba anteriormente para poder visualizar la zona donde estaba el tumor- pero sobre todo aporta a los cirujanos una orientación más segura y precisa. Esta tecnología viene a complementar la técnica endoscópica. Por un lado disponemos de una guía de “llegada a nuestro punto” y por otro tenemos una especie de “visor”: el endoscopio.

Es importante destacar la ausencia de complicaciones graves como infecciones intracraneales y hemorragias. También que el 50% de los pacientes que sufrían pérdida visual previa han mejorado tras la extirpación del tumor.

Localización hipófisis

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *