El Hospital General, testigo de la profesionalización de la enfermería

  • Carlos Álvarez Nebreda ha ofrecido una ponencia sobre la historia de la enfermería en el ciclo de conferencias del V centenario.

“Profesionalidad y vocación” son los rasgos que caracterizan la labor de la enfermería, así como “ser referente en la relación entre el médico y el paciente”, ha destacado Amparo Mora, diputada de Bienestar Social y Sanidad, en el ciclo de conferencias que celebra el Hospital General con motivo de su V centenario.

“El Hospital General ha sido testigo en sus 500 años de historia de la profesionalización y especialización de la enfermería”, ha señalado Sergio Blasco, director gerente del Departamento Valencia-Hospital General.

“La profesionalización de la enfermería en el último siglo ha sido posible gracias a la labor desarrollada organización colegial”, según Carlos Álvarez Nebreda enfermero, documentalista y doctor por la Universidad Complutense de Madrid, en el Departamento de Epidemiología y Salud Pública de la Facultad de Medicina.

Cuatro etapas

Bajo el título “Historia de la enfermería. Evolución y desarrollo de los colegios profesionales desde su fundación”, Álvarez Nebreda ha hecho un repaso por las cuatro etapas que ha vivido la profesión y que la enfermera y antropóloga francesa Francois Colière denominó etapa “doméstica”, “vocacional”, “enfermería técnica” y “profesional”.

El ordenamiento jurídico ha reconocido y unificado en la profesión de enfermería lo que antiguamente eran sangradores, flebotomianos, sajadores, ministrantes, cirujanos menores, practicantes, enfermeras, matronas, parteras y comadres. Las paredes del Hospital General Universitario de Valencia a lo largo de su historia han sido testigo de la evolución que ha vivido la enfermería y su profesionalización.

A finales del siglo XIX, para ser admitida como enfermera en la Real Escuela de Enfermeras de Santa Isabel de Hungría había que saber leer, escribir y las cuatro reglas de sumar, restar, multiplicar y dividir. Una vez obtenido el diploma de enfermera por el citado instituto, las enfermeras, en su visita a los enfermos acompañando al médico, no podían mirarle a los ojos y, cuando eran preguntadas, sus respuestas debían ser breves y a ser posible un sí o un no.

Desde esa situación hasta la de nuestros días, la enfermería ha vivido un proceso de profesionalización en el que los “colegios profesionales han jugado un papel importantísimo”, señala Álvarez Nebreda.

La unificación de las tres profesiones – practicantes, matronas y enfermeras – se debió a una propuesta del Consejo General de Colegios Oficiales de Practicantes de España en el año 1953, proponiendo dicha unión bajo una sola denominación, la de Auxiliar Técnico Sanitario Único, que acabó siendo A.T.S.

En la actualidad, la apuesta de la organización colegial por la licenciatura en enfermería ha desembocado en el Título de Grado, universitario y de cuatro años de duración, sin título intermedio. Se han aprobado siete especialidades, de las cuales tres ya están completamente desarrolladas: Matronas, Salud Laboral y Salud Mental.

Puede descargar esta información pinchando aquí

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *