Josep Lluis Barona: “El Hospital General tuvo un papel clave en las mejoras de salud de los valencianos de principios del S.XX”

  • A finales del siglo XIX, el Hospital General de Valencia atendía anualmente a más de 5.000 enfermos con un índice de mortalidad del 15% de los ingresados.

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX se produjo el cambio de un tipo de medicina más clínica a una medicina de laboratorio donde aparecen nuevas teorías científicas –teoría celular, fisiología experimental, bacteriología y contagio- que contribuyeron a mejorar la salud de la población valenciana, tal y como ha expuesto José Luis Barona, catedrático de Historia de la Medicina y director del Departamento de Historia de la Ciencia y Documentación de la Universidad de Valencia, en una conferencia ofrecida dentro del los actos del V centenario del Hospital General de Valencia.

El papel del Hospital General en este marco fue clave en la evolución de la medicina valenciana, así como su contribución a la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos. Pasó de un modelo de hospital con instalaciones renacentistas a la creación de espacios y salas destinados a las nuevas especialidades médicas e inició un proceso de profesionalización asistencial.

La administración local sanitaria en el Ayuntamiento de Valencia nace a finales del XIX y con ella surgen las casas de socorro, los primeros laboratorios bacteriológicos y químicos de la ciudad ligados a las ideas prevención y salubridad pública, iniciativas locales que tenían que ver con movimientos sociales internacionales, según ha explicado Barona.


Surgimiento de las primeras instituciones locales de salud

La conciencia del déficit en el estado de salud de la población valenciana dio lugar al Instituto municipal de Higiene y al Instituto provincial de Higiene, ambos destinados a desarrollar políticas de salud que dieron origen a las brigadas sanitarias de desinfección, a los dispensarios en centros de higiene rural y a diferentes campañas sanitarias que consiguieron difundir y mejorar la higiene entre los valencianos.

Profesionalización de la asistencia sanitaria del Hospital General

El movimiento anual de enfermos del Hospital General a finales del XIX indica un ritmo muy considerable, con la atención a más de 5.000 enfermos en unas instalaciones renacentistas y con unas tasas de mortalidad del 15% de los ingresados. Barona también ha destacado “la falta de profesionalización en la sanidad, especialmente en el mundo de la enfermería y la asistencia sanitaria complementaria”.

Es en la última década del siglo XIX y principios del XX comienzan el movimiento experimentacionista, los congresos médicos y el asociacionismo en una sociedad que vive las reformas liberales y la apertura a las nuevas corrientes científicas. La llegada de la estadística sanitaria permitió establecer una cartografía de las enfermedades y los congresos internacionales establecieron una tipificación de los diagnósticos.

La precariedad de la situación sanitaria, en esa transición al siglo XX, se reflejaba en las epidemias de cólera y fiebre amarilla, paludismo, tuberculosis, tifus, sarampión, enfermedades infecto-contagiosas y venéreas y en los índices de mortalidad general e infantil.

Con la Exposición Regional en la Valencia de 1909 se pretendió dar una imagen de modernidad apostando por la tecnología, la radio, la comunicación sin cables, etc y la situación sanitaria vivió grandes progresos promovidos por las elites regentes preocupadas por mejorar la salubridad de las personas y gracias a los cambios generados por las minorías liberales burguesas.

La ponencia “La sanidad valenciana en la Renaixença y la Exposición Regional (1909)” ha tenido lugar esta mañana y se enmarca dentro del ciclo de conferencias históricas y culturales que celebra el Hospital General con motivo de su V centenario.

Puede descargar esta información pinchando aquí

Comparte la noticia
Comments
  1. 3 años ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *