El Hospital General crea una unidad de columna

El Hospital General crea una unidad de columna
  • Neurocirujanos y traumatólogos trabajan conjuntamente para compartir criterios (sistema nervioso y biomecánica) y con otras especialidades para ofrecer el mejor tratamiento
  • Se gana en eficiencia y ahorro, ya que se unifican recursos y se evita la duplicidad de pruebas
  • Con esta unidad se reducirán los tiempos de espera, el número de visitas y se mejorará la calidad
La patología de la columna vertebral o cirugía de raquis, por su complejidad, implica a diferentes especialidades para su tratamiento, recuperación funcional, laboral, psicológica y social. Por este motivo, el Hospital General de Valencia ha puesto en marcha una unidad que integra a profesionales especializados para que su tratamiento sea ágil, integral y satisfactorio para el paciente.
Los problemas de columna se pueden solucionar con procedimientos conservadores o quirúrgicos. Los conservadores incluyen la utilización de medicación analgésica, antinflamatoria, relajantes musculares o el uso de terapia física y rehabilitadota. Y los tratamientos quirúrgicos pueden ser mínimamente invasivos o con cirugía abierta. Pero no siempre hay una derivación correcta del paciente y un criterio definido.
Por eso nace esta unidad, para trabajar de forma consensuada, con protocolos y evitar la dispersión de actuaciones. “Hay dispersión de actuaciones porque los pacientes se remiten sin un criterio definido y protocolizado. Algunos se envían a neurocirugía, otros a traumatología, a reumatología o la Unidad Multidisciplinar del Dolor. De este modo, cada profesional toma las decisiones que cree oportunas sin comunicación con el resto de los que tratan la columna”, señala Miguel Sanfeliu, coordinador de la Unidad Funcional de Patología de Raquis.
Al mismo tiempo, el trabajo en equipo de varios especialistas que se dedicarán solo a columna a tiempo total les permitirá tener las dos visiones a la vez: sistema nervioso (neurocirugía) y biomecánica (traumatología). Esto repercutirá en un mayor aprendizaje, una mayor experiencia y destreza en las técnicas quirúrgicas.
Hay que tener en cuenta que un mayor volumen operatorio en manos especializadas se relaciona con menor mortalidad, reducción de la morbilidad y, al mismo tiempo, se gana en eficiencia, ya que supondrá un menor coste por intervención quirúrgica. También, al unificarse los recursos de los dispone que cada uno de los servicios, se rentabilizará y se ganará en eficiencia y ahorro.
El más beneficiado será el paciente afecto de patología de raquis porque hasta el momento era atendido indistintamente en cualquier nivel del departamento de salud: primaria o especializada, rehabilitación, neurocirugía, cirugía ortopédica y traumatología, unidad del dolor, entre otros. La unidad funcional evitará duplicidades de pruebas, menor tiempo de espera en los centros donde es atendido y reducción de las listas de espera por una correcta derivación y mejor abordaje de esta patología.
“Disponemos de un plan funcional eficaz y eficiente, con autonomía de gestión, orientada a la mejora continuada de los procesos de trabajo, con una cooperación entre servicios coordinada, proporcionando al paciente un servicio de asistencia sanitaria integrado, de calidad, personalizado y ágil que responda a sus necesidades de salud”, añade Sanfeliu.
Estructura de la unidad
La unidad está compuesta por personal médico que dedicará su actividad asistencial prácticamente a tiempo total a la atención de la patología de la columna. De este modo, está conformada por cinco médicos de neurocirugía y traumatología, dos médicos y un psicólogo de la Unidad Multidisciplinar del Dolor, un médico rehabilitador y un médico reumatólogo. Este personal podrá aumentar o disminuir dependiendo de la presión asistencial
En ella también participarán profesionales de atención primaria y unidades de cuidados y mantenimiento como soporte.
Según este experto en columna, “hacemos una fuerte apuesta por la atención primaria. Vamos a formar a los médicos de familia y también vamos a crear una consulta de alta resolución para el equipo quirúrgico de la unidad vaya a los centros de especialidades y que el paciente, mismo día que se le ve, entre en lista de espera”.
Con ello se disminuirá el número derivaciones al hospital, la presión asistencial en consultas externas intrahospitalarias y se conseguirá un mayor acercamiento al paciente.
Dolor de espalda
El dolor de espalda es la causa más frecuente de incapacidad transitoria en personas mayores de 45años y el segundo motivo de consulta médica, con una prevalencia de más del 80% de la población. Además, en España el dolor de espalda es el motivo del 54,8% de las jornadas laborales perdidas.
En la Unión Europea supone una pérdida anual de 600 millones de jornadas laborales. Los costes que generan cada año los problemas de la columna en un país europeo, incluyendo conceptos asistenciales y laborales, equivalen a aproximadamente al 1,7 por ciento de su Producto Interior Bruto.
Pero en la actualidad hay muy pocas unidades funcionales multidisciplinares de este tipo en España (Hospital Marqués de Valdecilla de Santander y Puerta del Mar de Cádiz) y en la Unión Europea (Hospital Universitario Carregi de Florencia).

Puede descargarse esta información pulsando aquí

 

Comparte la noticia
Comments
  1. 2 años ago
  2. 2 años ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *