Balance de un año de trabajo en la consulta de uveítis del Hospital General

Balance de un año de trabajo en la consulta de uveítis del Hospital General
  • La consulta para pacientes con uveítis, atendida por especialistas de Oftalmología y Reumatología ha cumplido un año de existencia.
  • Durante este periodo han diagnosticado y hecho el seguimiento de la evolución a 115 pacientes afectados con esta enfermedad ocular.
  • La uveítis es una enfermedad inflamatoria de la capa intermedia del globo ocular, la úvea. Se calcula que su incidencia es de 50 casos por cada cien mil habitantes.
El Hospital General creó, al inicio de 2011, la Consulta de Uveítis y empezó a recibir pacientes unas semanas después, tras su presentación e inclusión en la cartera de servicios. Se trata de una consulta multidisciplinar para el diagnóstico y tratamiento de pacientes afectados de uveítis, una enfermedad ocular que se constituye como una manifestación clínica que puede ser el síntoma inicial de la patología reumatológica.
Desde su apertura se han atendido 115 pacientes con uveítis primarias o con uveítis asociadas a patología reumática. La distribución porcentual de estas patologías diagnosticadas y tratadas ha sido de un 45% de uveítis primariamente oculares, un 20% de uveítis secundarias a enfermedad de Behçet y el 35% restante de espondiloartropatías.
La consulta es mensual y está atendida en horario vespertino por un equipo formado por una oftalmóloga y una reumatóloga, expertas en diagnóstico y tratamiento de estas patologías además de una enfermera.  Su creación tuvo lugar a partir de una iniciativa apoyada por la Sociedad Española de Reumatología que imparte anualmente cursos de uveítis y que creó un programa de rotaciones de especialistas en reumatología en las consultas multidisciplinares de uveítis.
La actividad de esta consulta se basa fundamentalmente en valorar tres tipos de pacientes. Los que presentan una uveítis de reciente diagnóstico, uveítis ya conocidas y pacientes con patología reumática y uveítis.  Estos tres grupos reciben atención diferenciada, desde un barrido diagnóstico, a la revisión de un tratamiento, pasando por una puesta en común, a través de sesión clínica, sobre el uso racional de fármacos biológicos, que el Servicio de Reumatología realiza semanalmente.
A los pacientes se les hicieron distintas exploraciones oftalmológicas como retinografías, autofluorescencia, angiografía fluoresceínica o campimetría, además de la preparación previa y pruebas realizadas por enfermería como la agudeza visual, la presión intraocular o la dilatación entres otras.
Se valorarán también otras afectaciones oftalmológicas como la escleritis o la queratitis que son enfermedades muy frecuentes, y, entre ellas, la uveítis tiene un interés primordial por su sintomatología y consecuencias.
El 40% de los pacientes con uveítis presentan enfermedad sistémica de base que en la mayor parte de los casos se trata de patología reumatológica. Un ejemplo de esto es que hasta el 50% de los pacientes con espondiloartropatias se diagnostican después del primer brote de uveítis
De ahí la conveniencia de ofrecer una atención conjunta de especialistas en Oftalmología y Reumatología en donde se realice al paciente una exploración oftalmológica que permita determinar el patrón de uveítis para que en los casos compatibles, se realice una historia clínica dirigida hacia la patología sistémica reumatológica.
Con la creación de esta consulta a la cartera de servicios del departamento Hospital General-Valencia se ha mejorado la atención al paciente al tiempo que ha aumentado la accesibilidad al ofrecer tratamiento multidisciplinar. El  General cumple así con su compromiso con los ciudadanos  en la oferta de una sanidad más cercana y humana al tiempo que más eficiente.
La enfermedad de uveítis
La uveítis  es la inflamación de la úvea que es la capa intermedia del globo ocular, formada por iris, cuerpo ciliar y coroides. A veces también se ven afectadas estructuras vecinas como retina, nervio óptico y vasos sanguíneos. Por todo ello, la uveítis es un término que describe en general, inflamación intraocular.
Su incidencia es aproximadamente de 50 casos por cada cien mil habitantes al año y la prevalencia es de 0,1% a 0,2%. El pico máximo de incidencia se produce entre los 20-50 años de edad. Constituye la causa del 10% de pérdidas visuales y del 5 al 20% de ceguera en nuestro medio.
Esta enfermedad tiene muchas causas que incluyen infecciones y enfermedades sistémicas. Muchas formas de uveítis se limitan clínicamente al ojo (síndromes primariamente oculares). Otros pacientes tienen una enfermedad que no pertenece a ninguna categoría diagnostica, por lo que se diagnostican de enfermedad sin origen claro.
Las formas de causa desconocida son las más frecuentes (50%) y la mayoría son anteriores. Hay un grupo de trastornos que se asemejan a una uveítis sin serlo,  no son enfermedades inflamatorias, son los síndromes de enmascaramiento, tales como el linfoma intraocular primario, leucemias o neoplasias, y otras formas benignas como las enfermedades vasculares retinianas.
Los síntomas son variables: enrojecimiento ocular, dolor, fotofobia, moscas volantes y disminución de agudeza visual,  dependiendo de la localización.

Puede descargarse esta información pulsando aquí

 

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *