El Hospital General conmemora el Día Mundial de la Tuberculosis

El Hospital General conmemora el Día Mundial de la Tuberculosis
  • Especialistas del Hospital General celebran esta jornada bajo el lema “Alto a la tuberculosis”
  • Especialistas del Hospital General celebran esta jornada con una sesión de información, dirigida a los facultativos de su departamento, para dar a conocer los resultados del Tratamiento Directamente Observado (DOT siglas en inglés de este programa).
  • En diez años, en el Departamento Valencia-Hospital General, la tasa de enfermos de tuberculosis ha descendido a 9 pacientes por cada cien mil habitantes, tras la aplicación del protocolo del plan de prevención.
El Hospital General celebra el día Mundial de la Tuberculosis que se conmemora cada 24 de marzo. Para 2012 el lema elegido por la Organización Mundial de la Salud es “Alto a la tuberculosis”. Con este motivo el equipo médico del Servicio de Neumología ha organizado una sesión clínica de información en la que se presentarán las novedades diagnósticas, la coinfección de tuberculosis y sida y la evaluación del programa Tratamiento Directamente Observado (DOT siglas en inglés de este programa) que cuenta con diez años de experiencia.
La sesión, que se ha programado para el 28 de marzo, está dirigida a los profesionales  del departamento de salud Valencia-Hospital General y en ella se ofrecerán los datos de evolución de la tuberculosis, que en la Comunidad Valenciana han descendido sensiblemente.
El debate de este año se ha planteado de modo multidisciplinar e incluye la valoración de profesionales de los servicios de Microbiología, Enfermedades Infecciosos y la Unidad de Trabajo Social que participa en el seguimiento de casos de algunos de estos pacientes.
Este plan, fue creado por la conselleria de Sanitat en 1998 con el objetivo de reducir la tasa de incidencia de esta enfermedad que en la Comunidad Valenciana era de 24,4 enfermos por cada cien mil habitantes.
El General se incorpora al proyecto para la instauración de protocolos de actuación, diagnósticos y tratamiento de los casos, además de su seguimiento y estudio de los contactos para luchar contra esta enfermedad. En esas fechas la tasa de enfermos en la población de su demarcación sanitaria era de 24,4 personas por cada cien mil habitantes, con especial incidencia en sujetos entre 20 y 40 años, en plena actividad productiva y responsable de cuantiosos costes directos e indirectos. Ahora, los últimos estudios revelan un importante descenso ya que esta cifra se ha reducido a 9 enfermos por cada cien mil habitantes.
Estos protocolos se materializaron con la creación de la figura del neumólogo referente para la tuberculosis, tanto en el ámbito hospitalario como extrahospitalario, que dedica una consulta monográfica con periodicidad semanal para atender a estos pacientes de forma exclusiva.
En estos años la presencia de un 25% de pacientes de claro perfil incumplidor en el seguimiento del tratamiento médico –personas seropositivas VIH, adictas a drogas por vía venosas y alcohólicos- hizo necesario pensar en pautas de tratamiento directamente observado (DOT) tal y como recomendaba la Organización Mundial de la Salud (OMS), para garantizar la adherencia (cumplimiento) al tratamiento. La implantación de esta terapia no era fácil tarea, por los costes de personal e infraestructura; pero la voluntad de personas implicadas en la lucha contra la tuberculosis posibilitó la gestación de una vía clínica de DOT en oficinas de farmacia de la Comunidad Valenciana, que permite mantener un control de la medicación que toma el paciente, ya que ingiere lo prescrito por el médico en la misma farmacia, donde queda registrada la administración del medicamento para su seguimiento.
La vía clínica, para el tratamiento directamente observado, fue elaborada en 1999 en el Hospital General con el consenso de infectólogos, neumólogos y trabajadores sociales del hospital; técnicos de la Dirección de Salud Pública de la Conselleria de Sanitat y farmacéuticos de la Comunidad Valenciana. El programa DOT de oficinas de farmacia sigue ofreciendo seguridad en la cumplimentación del tratamiento en población de riesgo que se mantiene y ha sido aceptado como propio por la Conselleria y recomendado por su eficacia.
Uno de los objetivos de los neumólogos del General, para esta jornada, es aprovechar este día para recomendar, siguiendo las directrices de la OMS, que disminuir el problema de la tuberculosis no es posible sólo con éxitos individuales. Se requiere un  esfuerzo colectivo que permita mejorar la situación epidemiológica. Para ello son primordiales las estrategias implementadas por los programas de control de la tuberculosis, así como la evaluación de estas medidas para poder constatar y confrontar los resultados obtenidos y adoptar las medidas más eficientes.
La tuberculosis en el mundo
La tuberculosis es una enfermedad infecciosa en plena vigencia. Un tercio de la población mundial está infectada por el bacilo tuberculoso; cada año se producen más de ocho millones de nuevos enfermos y los fallecimientos por esta enfermedad se aproximan a los tres millones anuales.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) dedica cada 24 de marzo, coincidiendo con el día en que el Dr. Robert Koch detectó en 1882 el bacilo responsable de la enfermedad, a generar un mayor nivel de conciencia respecto a la epidemia mundial de la tuberculosis y de los esfuerzos para acabar con la enfermedad. La OMS trabaja por reducir, de 2006 a 2015, las tasas de prevalencia y muertes a la mitad. El reto es ambicioso y difícil si se tiene en cuenta que el 90% de los enfermos se concentran en países de escasos recursos sanitarios.
La tasa mundial en 2008 estaba en 139 personas enfermas por cada cien mil habitantes, con diferencias notables entre países ricos y pobres. España tiene una incidencia de 18,3 por cada cien mil habitantes, probablemente superada si tenemos en cuenta las cifras, aún notables, de casos no declarados.
Actualmente, tras una década del Plan de Prevención y Control de la Tuberculosis, la tasa de incidencia de la Comunidad Valenciana ha bajado a 14,8 enfermos por cada cien mil habitantes. Las características de la población han variado sustancialmente, disminuyendo los pacientes afectados de Sida y adictos a drogas por vía venosa, pero con un incremento notable en la población inmigrante. El programa de TDO de oficinas de farmacia sigue ofreciendo seguridad en el cumplimiento del tratamiento en población de riesgo, que se mantiene estable en el tiempo.

Puede descargarse esta información pulsando aquí

 

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *