El Hospital General ha realizado con éxito 50 reparaciones de válvulas cardiacas para pacientes de alto riesgo

Foto Caparrós
  • El Instituto Cardiovascular ha mejorado sus resultados, calidad y eficiencia, permitiendo llevar a cabo este tipo de técnicas complejas
  • El General está entre los tres primeros de España en cirugía cardiaca de adultos, con 600 intervenciones a corazón abierto en un año

El Instituto Cardiovascular ha acumulado una experiencia de 50 implantes de prótesis percutáneas de aorta, lo que supone una experiencia y destreza importante en esta técnica tan compleja.

En 2008 el Instituto Cardiovascular del General de Valencia hizo una fuerte apuesta por las técnicas menos invasivas de cirugía del corazón. De este modo, ha liderado en la Comunitat la técnica quirúrgica para reparar válvulas cardiacas en pacientes de alto riesgo con pocas posibilidades de tratamiento convencional.

“Hasta ese momento existía un porcentaje de pacientes que no podían ser intervenidos, por lo que su esperanza de vida podía ser inferior a un año. Con esta técnica hemos reducido la mortalidad, la morbilidad y, al mismo tiempo, hemos ganado en eficiencia, ya que tenemos un menor coste por intervención quirúrgica”, señala Juan Martínez-León, director del Instituto Cardiovascular.

La afectación de la válvula aórtica va en aumento, ya que su causa más frecuente es la degenerativa, por lo que el envejecimiento de la población hace que su incidencia se incremente (superior al 2% de los pacientes mayores de 65 años).

Este procedimiento se hace al introducir la prótesis cardiaca en el corazón a través de un catéter, evitando así los riesgos de una cirugía clásica, lo que supone un avance muy significativo para un grupo de pacientes que hasta el momento tenían muy pocas posibilidades de tratamiento.

Su abordaje lo lleva a cabo un equipo multidisciplinar de profesionales compuesto por cirujanos cardíacos, cardiólogos, anestesistas y profesionales de enfermería.

Pacientes con alta complejidad

La complejidad de los pacientes que tiene el Instituto Cardiovascular es alta. “Los enfermos que operamos tienen una tasa del riesgo global del 7,87%. Quiere decir que hay pacientes muy enfermos que tienen un riesgo del más del 10% cuando van a ser operados”, destaca el director.

Otro indicador de la calidad que ofrece este instituto es la demora, con 23 días de demora de cirugía cardiaca para pacientes con anestesia general. Esto significa que cuando un paciente entra en la lista de espera del hospital es intervenido en un periodo de dos meses, en caso de que no sea una cirugía urgente que requiera una rápida actuación.

Las demoras se han reducido en los tres servicios que conforman el instituto: cirugía cardiaca, cardiología y cirugía vascular.

Reducción del gasto

Entre 2010 y 2011 el Instituto Cardiovascular ha obtenido un ahorro de 930.000 euros, un 8,20% del consumo total. Esto se ha producido incluso con un incremento de la actividad, pues se han incrementado los ingresos y también el número de técnicas realizadas (24.000 técnicas al año).

Según Martínez-León, “la curva del crecimiento del gasto no es ni siquiera paralela a la curva de crecimiento de la actividad, es decir, que estamos creciendo más en actividad con menos gasto total. Esto es fundamental para seguir creciendo como lo estamos haciendo. Además, atraemos mucho más que lo que derivamos”.

Por ejemplo, en técnicas como la hemodinámica (donde se hacen cateterismos cardiacos), en 2011 se hicieron un total de 1.600 intervenciones, siendo el hospital que más técnicas de este tipo hizo dentro de Valencia y el segundo de la Comunitat.

Por todo ello, por la calidad y la eficiencia que han demostrado y los resultados obtenidos, pueden asumir técnicas complejas que redundan en una mayor experiencia de sus profesionales y en un beneficio directo para el paciente.

“Hemos alcanzado las 600 intervenciones a corazón abierto en un año. Esto sitúa al Hospital General dentro de los tres primeros de España en cuanto al número de intervenciones de cirugía cardiaca de adultos”, añade Martínez-León.

El Instituto Cardiovascular continúa en la primera línea del tratamiento de las cardiopatías, de acuerdo con su categoría como Centro Nacional de Referencia para ciertos procedimientos de cirugía cardiaca de adultos. En concreto, es centro de referencia en cirugía reparadora compleja de válvula mitral (la válvula de entrada de la sangre al lado izquierdo del corazón) y cardiopatías familiares.

* Foto de Paco Caparrós.

Puede descargarse esta información pulsando aquí

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *