El General acreditado para colocar bombas de insulina a sus pacientes

bombas de insulina
  • La Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital General de Valencia coloca las primeras tres bombas de insulina.
El Hospital General Universitario de Valencia coloca los primeros infusores subcutáneos continuos de insulina (ISCI) o “bombas de insulina” a pacientes con diabetes que reúnen los requisitos específicos para recibir este tratamiento. La Unidad de Endocrinología y Nutrición del General ha recibido recientemente la autorización por parte de la Conselleria de Sanidad para aplicar esta terapia a los pacientes del Departamento Valencia-Hospital General, ofreciendo mayor comodidad y atención a este tipo de enfermos.
La inclusión de la bomba subcutánea de insulina en la cartera de servicios de la Unidad de Endocrinología y Nutrición “coloca al hospital a un nivel asistencial similar al de otros departamentos de salud de nuestra Comunidad que cuentan con unidades de referencia de diabetes”, explica el jefe de servicio de la Unidad, Carlos Sánchez.
En la actualidad, las bombas de insulina se colocan a pacientes que cumplen una serie de requisitos tales como “ser diabético tipo 1, con dificultad en el control de la enfermedad a pesar del tratamiento con múltiples dosis de insulina subcutánea, que hayan realizado un programa educativo intensivo sobre el cuidado de su enfermedad y que presenten niveles muy elevados de hemoglobina glicosilada o frecuentes hipoglucemias o desviaciones glucémicas severas”, señala Ángel Merchante, endocrinólogo de la Unidad.
Los pacientes son seleccionados en consulta según estos criterios y se les integra en un programa de formación que incluye una serie de visitas con su médico y otras sesiones con enfermería. Tras cumplir estos requisitos, la semana pasada iniciaron esta terapia los primeros tres pacientes que ya disfrutan de las ventajas de la “bomba”. “Por primera vez me olvido que soy enferma”, afirma una paciente que ya tiene colocado el dispositivo y que es diabética desde los 7 años.
Este programa, totalmente financiado para los pacientes, beneficiará a esta tipología de diabéticos del departamento de salud Valencia-Hospital General que habían sido derivados a otros hospitales y a los procedentes de los departamentos Xátiva-Ontinyent y Requena que tienen nuestro centro como hospital de referencia. El paciente se beneficia de mayor facilidad y comodidad al recibir esta asistencia en su propio departamento y poder recibir el material fungible (jeringas, cánulas, catéter e insulina), en el propio hospital.
Terapia con bomba de insulina
Las bombas de insulina son pequeños dispositivos portátiles que administran la insulina de acción rápida las 24 horas del día. La terapia consiste en administrar la sustancia de forma continuada en el tejido celular subcutáneo a través de una diminuta cánula insertada en la piel, que se cambia cada dos o tres días. Esta cánula está conectada a un catéter y éste, a su vez, a un pequeño sistema de infusión, del tamaño de un cronómetro, que va liberando la insulina de forma continua según una programación y ajuste muy preciso que busca en definitiva un buen control de su diabetes con la mayor calidad de vida posible.
Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *