Cirujanos del General extirpan cánceres de hígado por vía laparoscópica

  • Para este tipo de intervención quirúrgica se utiliza un sellador vascular especial, controlado por un microprocesador y una sonda laparoscópica para ecografía intraoperatoria.
  • Mediante este sistema pueden tanto estadiarse como tratarse algunos casos de cáncer de colon asociados a metástasis hepáticas.
El Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Área de Enfermedades Digestivas del Hospital General de Valencia ha incorporado a su cartera de servicios una nueva técnica para el abordaje de tumores hepáticos mediante una tecnología puntera que permite tanto estadiar como tratar algunos casos de cáncer de colon.
A la ya conocida cirugía mínimamente invasiva, el servicio de Cirugía General incorpora esta nueva técnica mediante abordajes laparoscópicos. Para su desarrollo se precisa un sellador vascular especial controlado por un microprocesador y una sonda laparoscópica para ecografía intraoperatoria. De este modo se localiza con más precisión la lesión, se controla más eficazmente la hemorragia y se aprecia mejor el área tumoral que se va a extirpar.
Gracias a esta tecnología es posible ser más minuciosos en la técnica quirúrgica, ya que aumenta el margen de resección tumoral libre de enfermedad, hasta como mínimo en 1 cm. a la vez que se aborda el proceso por vía laparoscópica.
En el caso del procedimiento de estadiación, la técnica permite localizar los tumores que, tras tratamiento con quimioterapia, volverán a revisarse por esta misma vía de ecografía laparoscópica para comprobar si desaparecieron. En el caso de la extirpación, con la técnica de electrocoagulación, que ofrece un mejor control de la hemorragia y permite un mayor margen de resección, es posible hacer mejor la exéresis de estas tumoraciones. En suma, se trata de dos tecnologías avanzadas que al unirlas generan un gran potencial para el cirujano, ya que permiten trabajar con mayor seguridad al disponer de mejor visión en el momento de la resección.
La nueva técnica la ha puesto en práctica el cirujano José Mir Labrador, experto en patología hepática, quien ha señalado que con esta tecnología “ahora es posible que el paciente se recupere de una intervención de cáncer de hígado en unas horas y regresar a su domicilio, tras dos o tres días de estancia en el hospital. Una técnica que desde el punto de vista oncológico es muy segura”.
 
 
Sobre la cirugía hepática en el Hospital General
El Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo, cuya jefatura corresponde a José Vicente Roig, se inserta dentro del Área de Enfermedades Digestivas, dirigida por Miguel García Botella, jefe de área. Cuenta con un equipo de cirujanos expertos que trabajan en la sección de cirugía hepatobiliopancreática liderada por Ricardo Fabra.
Desde la primera cirugía laparoscópica hepática realizada en nuestra comunidad en el año 2007, esta sección ha desarrollado una progresiva evolución para sustituir la cirugía a campo abierto por la de laparoscopia. Si durante años la laparoscopia se utilizó con marcado carácter diagnóstico, hoy es la técnica por antonomasia para intervenciones de gran complejidad. Sus ventajas en el proceso de recuperación posquirúrgica del paciente, la reducción de estancias hospitalarias con el consiguiente bienestar para el paciente que se recupera en el entorno familiar de su domicilio, la inexistencia de heridas abiertas y la reducción de pautas de analgesia hacen de esta técnica la estrella de la cirugía.
En los últimos diez años, los cirujanos del área hepática del General han multiplicado por diez el número de resecciones hepáticas con las que han resuelto un gran número de casos de cáncer. Ahora ya se puede afirmar que es posible prolongar la vida de estos pacientes con una calidad de vida hasta hace poco inimaginable.
Comparte la noticia
Comments
  1. 3 años ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *