La jornada sobre patología mamaria del General presenta los últimos avances en cáncer de mama

UFM
  • Manuel Llombart inaugura una jornada que reúne expertos de todas las disciplinas que abordan la enfermedad de forma integral
  • Más del 20% de los cánceres de mama se diagnostican en etapa preinvasiva, cuando todavía no ha traspasado la barrera de los conductos mamarios
  • Las nuevas técnicas de imagen pueden cambiar el concepto de lo que actualmente se entiende como mamografía

El conseller de Sanitat ha inaugurado la II Jornada de la Unidad Funcional de Mama del Hospital General de Valencia, a la que han acudido especialistas del ámbito nacional para exponer los últimos avances en técnicas de diagnóstico y tratamiento.

En España se diagnostican más de 20.000 casos nuevos de cáncer de mama al año, que afectan a 1 de cada 10 mujeres. La supervivencia de estas pacientes se supera en el 90% de los casos cuando se diagnostica en fase inicial. “Esta situación es cada vez más frecuente gracias a las campañas de detección precoz realizadas por las unidades de prevención de cáncer de mama y a la concienciación de las mujeres”, señala Llombart.

Actualmente más del 20% de los cánceres de mama se diagnostican en etapa preinvasiva, cuando todavía no han traspasado la barrera de los conductos mamarios. La constante evolución tecnológica, que facilita la detección de lesiones cada vez más pequeñas y la aplicación de nuevos tratamientos, resultado de las últimas investigaciones, consiguen reducir sustancialmente la mortalidad.

“Las nuevas técnicas quirúrgicas empleadas en la cirugía oncoplástica permiten conseguir, en un elevado número, que se evite la mutilación. Los tratamientos médicos, cada vez más efectivos, reducen los tumores con mayor tamaño para realizar posteriormente una cirugía menos agresiva y mucho más tolerable”, añade Llombart.

Mejor diagnóstico
Con las nuevas técnicas de diagnóstico se detectan tumores que por sus escasas dimensiones ni siquiera son palpables. Así lo constata José Ferrer, jefe del Medicina Nuclear del Hospital General de Valencia, que ha expuesto las ventajas del Mammi-Pet, que mejora la visión anatómica y morfológica, lo que ha permitido una reducción en el número de biopsias.

Por su parte, Julia Camps, jefa del servicio de Diagnóstico por Imagen del Hospital de La Ribera, ha hecho referencia al mamógrafo por tomosíntesis, que permite tomar múltiples imágenes de la mama desde diferentes planos y realizar la reconstrucción del seno en 3D. “En la Ribera se han diagnosticado 21 cánceres no vistos en mamografía 2D desde febrero de 2012 a junio 2013. Y en un reciente estudio noruego, con casi 13.000 pacientes, la tomosíntesis diagnosticaba un 31% adicional de cánceres no vistos en mamografía. Esta técnicas cambiarán el concepto de lo que actualmente se entiende como mamografía”, explica Camps.

Rafael Salvador, jefe del servicio de Radiología de Patología Mamaria del Vall d´Hebrón, ha hablado del uso de un tipo de marcador metálico recubierto de un hidrogel que permite marcar los nódulos y microcalcificaciones para que se puedan visualizar por todas las técnicas de imagen, a la vez que hace posible que el cirujano ubique la lesión que debe extirpar de forma ecoguiada. “Los cirujanos tienen que lidiar con tumores que, por sus escasas dimensiones, no son palpables, así que el radiólogo coloca una marca minúscula que le sirve de guía para que extirpe solo la zona necesaria, sin necesidad de realizar una gran resección en la mama de la paciente”, señala Salvador.

José Torró, de la unidad de Patología Mamaria del hospital Lluis Alcanyis, ha explicado que la técnica molecular OSNA ya está incorporada en la mayoría de hospitales. Este método permite detectar la existencia o no de metástasis en el ganglio centinela y evita reintervenir al paciente. Además, se está desarrollando un sistema informático que, según la carga tumoral del ganglio, predice el riesgo de que los demás ganglios de la axila estén afectos.

Por su parte, José Manuel Santabárbara, de ERESA, ha hablado del proyecto LIFE, en el que concurren diferentes líneas de investigación que se coordinan para obtener los mejores resultados en la asistencia sanitaria y la transferencia de resultados de investigación se trasladan de manera más rápida al Sistema Nacional de Salud. También se está desarrollando un sistema informático inteligente que ayudará en la toma de decisiones.

Mejor tratamiento
Las investigaciones en el campo de la biología han generado una información muy valiosa para individualizar cada vez más el diagnóstico hasta llegar a un tratamiento personalizado adecuado a las características del tumor y a la identidad genética de cada paciente. Esto aumenta el porcentaje de curación y permiten ahorrar sufrimiento a las pacientes evitando tratamientos inútiles y tóxicos y reduciendo así el gasto social dedicado a combatir esta enfermedad.

Respecto al tratamiento psicológico de estos pacientes, Ricardo Rubio, de la unidad de Psicología Clínica, ha explicado que durante los más de seis años de funcionamiento de la unidad Funcional de Mama del Hospital General de Valencia “hemos ido perfilando desde distintos enfoques el mejor modo de atender a las mujeres. Cada persona subjetiva la enfermedad de un modo distinto y pueden aparecer síntomas de distinta índole, dependiendo de la estructura psicológica de cada paciente”.

Por su parte, Eva Carbajo, jefa de la unidad de Psicología Clínica, ha destacado la importancia de la participación del paciente en todo el proceso. Esta necesidad hizo que en 2010 se creara el Club de Mama del Hospital General, una zona asistida por las pacientes voluntarias.

Prótesis mamarias
Severiano Marín, jefe del servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital General de Valencia, ha informado sobre el uso de los implantes mamarios. Este experto ha expuesto que, a fecha de hoy, se han acumulado suficientes evidencias para afirmar que los implantes mamarios PIP no constituyen una amenaza para la salud de las mujeres que los llevan, si bien algunos países siguen recomendando su sustitución.

Creación del Grupo Senológico Valenciano
Carlos Fuster, jefe de la Unidad Funcional de Mama del Hospital General de Valencia, ha presentado la iniciativa de constituir el Grupo Senológico Valenciano, con el apoyo de la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria, con el objetivo de reunir a los diversos especialistas para tratar temas actuales y controvertidos en los centros sanitarios de la Comunitat.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *