El 30% de los pacientes que han superado un cáncer presentan secuelas del tratamiento o de la enfermedad

Largos supervivientes
  • Los problemas de salud más frecuentes son la astenia, los problemas músculo-esqueléticos y sexuales
  • Desde que en 2007 el General fuese pionero en poner en marcha el oncólogo de enlace se han derivado 2.400 pacientes nuevos con sospecha de cáncer y más de 1.000 largos supervivientes
Con los avances producidos en el diagnóstico precoz y en el tratamiento, el número de pacientes con cáncer supervivientes va aumentando. Así pues, actualmente más del 60% de adultos sobreviven más de 5 años tras ser diagnosticados de cáncer. En España se calcula que el número de supervivientes es de 1.3 millones.
Carlos Camps, jefe del servicio de Oncología Médica, señala que desde el momento del diagnóstico de cáncer y para el resto de la vida estas personas son supervivientes. “Un 30% de ellas presentan secuelas del tratamiento que requieren atención médica durante años y el seguimiento ambulatorio de estos enfermos oncológicos una vez superada la enfermedad nos ha demostrado que es muy eficaz”.
En el departamento Valencia-Hospital General desde mayo 2007 a diciembre 2012 se han remitido a las consultas ambulatorias del área más de 1.000 pacientes largos supervivientes para controlar riesgos de recidivas y secuelas de los tratamientos. De estos, el 44% tenían cáncer de mama, el 20% tumores digestivos, el 17% tumores ginecológicos, el 7% doble neoplasia, el 4% cáncer de pulmón y el 8% otros tipos de cáncer.
La atención protocolizada al largo superviviente del cáncer ha podido detectar que las secuelas más frecuentes son la astenia, los problemas músculo-esqueléticos y sexuales. “Estos problemas los estamos tratando en atención primaria y de esta forma disminuimos el impacto social que supone para ellos venir al hospital y facilitamos la accesibilidad de la asistencia al acercarnos a su entorno”, añade Camps.
Atención pionera en España
El General puso en marcha en 2007 una nueva fórmula de organización que permite acercar e integrar al oncólogo con el médico de atención primaria. El objetivo era controlar riesgo de recidivas, efectos secundarios a largo plazo y secuelas de tratamientos.
Desde que se puso en marcha el oncólogo de enlace se han derivado 2.400 pacientes nuevos con sospecha de cáncer y más de 1.000 largos supervivientes.
Como estos pacientes, al menos en un porcentaje elevado, siguen necesitando atención médica, en 2012 el servicio de Oncología, en colaboración con los médicos de atención primaria, puso en marcha la protocolización del seguimiento de estos largos supervivientes.
Estas actividades, pioneras en España, han posibilitado un descenso de la demora en el acceso a las consultas de oncología. Tanto es así que desde 2007 a  2011 se pasó de más de 2 meses de demora a menos de 5 días. Y desde 2012, además, esta demora desde que el paciente se ve en primaria hasta que llega a especializada ha descendido a 36 horas.
Comparte la noticia
Comments
  1. 2 años ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *