El Instituto Cardiovascular incrementa la actuación precoz frente a un infarto

Detección precoz infarto
  • Al implantar un sistema de redes se ha conseguido que los pacientes con infarto reciban el tratamiento más adecuado y acortar el tiempo de asistencia
  • La mejor estrategia de tratamiento del infarto es la angioplastia primaria, ya que permite salvar mayor cantidad de músculo cardiaco, reducir las complicaciones y garantizar una mejor calidad de vida
  • En 2012 el Instituto Cardiovascular duplicó las angioplastias primarias
Para evitar un accidente cardiológico es importante el control de la hipertensión, del colesterol, de la diabetes, de la obesidad, del hábito tabáquico etcétera. Pero cuando la prevención primaria no consigue evitar un infarto, lo fundamental es una rápida y adecuada actuación.
Salvador Morell, jefe del servicio de Cardiología, destaca que hay que abrir la obstrucción de la arteria coronaria responsable del infarto con un tiempo inferior a 120 minutos desde el inicio del dolor. “Ahora, gracias al sistema de redes implantado, hemos acortado los tiempos de la asistencia del infartado, con lo que conseguimos salvar la mayor parte del músculo cardiaco”.
Desde que en noviembre de 2012 este sistema de redes se incorporó en el Hospital General de Valencia (referente de los hospitales de Xátiva y Requena principalmente) se ha incrementado la asistencia de pacientes con infarto agudo mediante angioplastia primaria, con la que se consigue la apertura de la arteria coronaria para restablecer un flujo adecuado de una forma rápida y eficaz.
“Con esta actuación limitamos mucho la lesión en el paciente y también que requiera otro tipo de tratamientos, como una angioplastia secundaria, que tiene mayores complicaciones, o el uso de desfibriladores”, añade Morell.
Así pues, si desde 2006 hasta 2011 se hacía una media de 50 angioplastias primarias al año; en 2012 se duplicó el número, pues se hicieron 94 angioplastias primarias. Y en 2013 este incremento será más significativo porque entre enero y agosto ya se han realizado 109 primarias.
Alberto Berenguer, jefe de la sección de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista, destaca hay una previsión de incrementar todavía más las angioplastias primarias en 2013 respecto al año anterior. “Además, esta rápida actuación ha tenido un efecto llamada, con lo que hemos asistido más infartos en la fase aguda que en periodos anteriores”, señala.
Estos datos confirman la eficacia del sistema de redes implementado, con un centro de angioplastia primaria al que los hospitales que no disponen de hemodinámica envían a los pacientes. También la incorporación del SAMU al sistema ha permitido que cuando se identifique un infarto en un domicilio o en la vía pública no se haga ninguna estación intermedia en centros de salud o en hospitales sin recursos y accedan directamente al laboratorio de hemodinámica sin demora.
“La finalidad es acortar los tiempos de asistencia porque cuando menos tiempo pasa, más masa cardiaca se salva y se disminuye la invalidez, tanto física como psíquica, facilitando una reincorporación rápida a la vida cotidiana y laboral con la mayor normalidad”, afirma Berenguer.
Unidad coronaria
El Instituto Cardiovascular cuenta con una unidad Coronaria asistida por cardiólogos. El jefe de servicio de Cardiología hace hincapié en que la literatura confirma que cuando un cardiólogo trata a los pacientes tiene mejores resultados que cuando están tratados por otros especialistas que no son cardiólogos. Además, la sección de ecocardiografías es de las más avanzadas, ya que se hacen todas las técnicas ecocardiográficas disponibles en la actualidad.
Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *