Desde el Área Clínica de la Piel se advierte de la importancia de saber exponerse a los rayos solares

playa

Las complicaciones por exceso de radiaciones solares pueden producir eritema con dolor y escozor a la palpación o al roce, quemaduras de II grado con flictenas y dolor, fotoenvejecimiento cutáneo precoz, aparición de lesiones precancerígenas y cancerígenas y alteraciones oculares (cataratas).

Por todo ello, es tan importante saber cómo exponerse a los rayos solares. “Además, según el fototipo de piel seremos más o menos sensibles a las radiaciones solares, de ahí la importancia de sensibilizar al profesional de la salud para que a su vez eduque a la población”, señala Federico Palomar, jefe del Área Clínica de la Piel.

Hay diferentes fototipos de piel:

Fototipo

Y también hay diferentes tipos de fotoprotectores: están los físicos, que son los que reflejan o dispersan los rayos solares; los químicos, que son absorbentes de los rayos solares; los mixtos, que es una combinación de los dos anteriores, y los biológicos, que están compuestos por vitaminas A, C, E, Omega3, A. Grasos poliinsaturados.

Los expertos recomiendan elegir un fotoprotector que tenga unas cualidades determinadas: que sea resistentes al agua y al sudor, que sea lo más cosmético posible, que tenga una protección frente al UVA, UVB, IR y un nivel de protección óptimo (FPS).

Además, hacen hincapié en que para su correcta aplicación la piel debe de estar seca, que no basta con solo una aplicación si la exposición a los rayos es de larga duración, que hay que aplicarse el fotoprotector por lo menos 30 minutos antes de la exposición y volver aplicarse pasadas 2 horas.

12 recomendaciones para las exposiciones solares:

  1.  Evitar las horas de 12 a 16h.
  2.  Evitar quemaduras en la infancia, la piel es un disco duro donde se almacena todas las dosis solares recibidas.
  3.  Utilizar gafas de sol homologadas.
  4.  Cuidado si se toma algún tipo de medicación (corticoides, antiinflamatorios, etc).
  5.  No utilizar antes de tomar el sol colonias o desodorantes con alcohol.
  6.  Protegerse con ropas, gorras y gafas según situaciones.
  7.  Recordar que las nubes solamente retienen un 10% de las radiaciones.
  8.  Los reflejos de la arena en la playa aumentan un 25% las radiaciones.
  9.  En el césped está entre un 5 y 10% el aumento de las radiaciones.
  10.  El agua o cuerpos mojados reciben un 20% más de radiaciones.
  11. En la nieve el efecto de las radiaciones solares es de un 85% mayor.
  12.  Recordemos que la latitud, altitud y época del año son factores que pueden aumentar el efecto de las radiaciones solares.

 

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *