Una nueva herramienta permitirá medir la percepción de la dignidad al final de la vida

 

David Rudilla_Hospital General_tesis doctoral

  • David Rudilla crea un cuestionario que permite a los profesionales sanitarios conocer cómo se sienten sus pacientes terminales.
  • Su validación, como cuestionario aplicable en España, es el resultado de un estudio encuadrado en el Modelo de la Dignidad al final de la vida.
  • Los datos proceden del trabajo desarrollado en el marco de la atención psicológica en la hospitalización domiciliaria del General de Valencia.

David Rudilla, psicólogo clínico de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria del Hospital General de Valencia, ha obtenido la calificación de sobresaliente cum laude, tras la lectura de su tesis doctoral titulada: “Elaboración y estudio de una herramienta de evaluación de la dignidad en cuidados paliativos”.

Su trabajo, cuyos datos proceden de su actividad desarrollada en la marco de la atención psicológica en la hospitalización domiciliaria del General de Valencia, le ha servido para crear una herramienta, denominada CED-PAL, que ha demostrado que presenta buenas propiedades psicométricas, confirmadas a través del criterio alfa de Cronbach=.814, que permite medir la percepción de la dignidad que un paciente tiene al final de la vida. De fácil aplicación para los profesionales sanitarios, les ofrece la posibilidad de conocer cómo sienten los pacientes su dignidad preservada al final de la vida, lo que les abre el camino a plantearse intervenciones psicológicas que mejoren la calidad de vida, tanto para el propio paciente como para sus familiares. La herramienta ya la están utilizando en otros centros sanitarios que disponen de unidades de hospitalización domiciliaria.

De la dirección de la tesis se han ocupado Pilar Barreto y Amparo Oliver, ambas profesoras en la Facultad de Psicología de la Universitat de València y el tribunal de valoración estaba formado por Ramón Bayés, profesor emérito de la Universidad Autónoma de Barcelona y referente máximo de los cuidados paliativos en España; Antonio Pascual, médico de la unidad de Cuidados Paliativos del Hospital de la Santa Creu y Sant Pau de Barcelona; Gloria Saavedra, psicóloga clínica del Hospital de la Magdalena de Castellón.

La preocupación por la dignidad del ser humano es hoy universal, señala Rudilla, tanto que está recogida como uno de los Derechos Humanos.  Es un hecho incuestionable que todo ser humano es digno por sí mismo y debe ser reconocido como tal. Y, en este sentido, la relación entre dignidad y cuidados paliativos la encontramos en la formulación de “muerte digna”, asegurada si se cumplen los objetivos del tratamiento paliativo: control de síntomas, bienestar emocional del paciente y de la familia. En los últimos años se han llevado a cabo distintos trabajos de investigación en los que se evalúa la terapia de la dignidad, desarrollada a partir del Modelo de la Dignidad al final de la vida.

La evaluación de la dignidad en el paciente paliativo sigue siendo una tarea difícil, si tenemos en cuenta la heterogeneidad del concepto y las diferencias percepcionales de cada persona. De las conclusiones de su trabajo David Rudilla destaca que “la herramienta por primera vez se ha validado en España al tiempo que se ha demostrado que el counselling y la terapia de la dignidad son eficaces”.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *