Un pediatra del General estudia la hipertensión arterial enmascarada en niños

Julio Alvarez Piti2 BL

  • En las conclusiones se señala que en niños y adolescentes, la HTAe es una precursora de la HTAp.
  • El hecho de que la HTAe no sea una condición inocente, incrementa la necesidad de su diagnóstico precoz y un seguimiento adecuado.
  • El estudio incorpora, tras sus conclusiones, una propuesta de algoritmo para facilitar el diagnóstico.

Julio Álvarez Piti, facultativo especialista del Servicio de Pediatría del Hospital General de Valencia, ha obtenido recientemente la calificación de sobresaliente cum laude tras la lectura de su tesis doctoral, titulada: Significado de la hipertensión arterial enmascarada (HTAe) en niños y adolescentes.

La tesis, presentada en la Universitat de València, la ha dirigido Empar Lurbe, jefa del servicio de Pediatría y el tribunal estuvo presidido por Francisco Morales Olivas, acompañado José Luis Rodicio como vocal y Cecilia Martínez como secretaria.

Julio Alvarez Piti

Dado que la HTAe en niños y adolescentes es una condición prevalente, persistente y con impacto clínico, y no se ha establecido cuál es el riesgo de desarrollar una hipertensión arterial persistente, ni los factores de riesgo asociados a esta condición, el objetivo de este trabajo era estudiar estos aspectos mediante un estudio prospectivo a largo plazo en el que participaron 272 niños y adolescentes normotensos por determinación de presión arterial clínica, de los cuáles 39 presentaban HTAe al inicio del estudio.

Durante un período de 36 meses se recogieron datos de la presión arterial clínica (PA) y de la monitorización de la presión arterial ambulatoria (MAPA) de los participantes en el estudio. Con estos datos se vio que la PA sistólica clínica desde la determinación inicial hasta la última de las mediciones un incremento significativo en varones (3,2 milímetros de mercurio [mmHg] por año), mientras que en las mujeres este incremento fue mucho menor (1,2 mmHg). En cuanto a la presión arterial sistólica diurna, determinada por MAPA la variación fue similar.

De entre los hallazgos obtenidos en este trabajo destaca que los varones con hipertensión arterial encubierta desarrollaron una hipertensión arterial persistente en una proporción significativamente mayor que las mujeres. Así también se detectó que la presencia de HTAe en la valoración basal fue el determinante más importante para desarrollar una HTA persistente.

En las conclusiones se señala que en niños y adolescentes, la HTAe es un precursora de HTAp. Los antecedentes parentales de HTA podrían ser un marcador clínico de riesgo de presentar HTAe por lo que estos niños serían candidatos de estudiarse mediante MAPA. El riesgo de desarrollar HTAp es superior en varones que en mujeres. El hecho de que la HTAe no sea una condición inocente, incrementa la necesidad de su diagnóstico precoz y un seguimiento adecuado. Para este seguimiento Álvarez propone un algoritmo de diagnóstico y seguimiento de estos pacientes que permite su diagnóstico.

 

 

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *