El equipo de Oncología Radioterápica y de Radiofísica, junto con el de Dermatología, lidera un proyecto para evaluar la radiodermitis

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  • El proyecto MINESKIN-e desarrollará una nueva metodología de inspección anatómica mediante técnicas ópticas que ayudarán a un diagnóstico temprano del daño producido en la piel irradiada en pacientes de cáncer de mama
  • Con los datos obtenidos de la digitalización se podrá prescribir un tratamiento adaptado a cada paciente para disminuir la toxicidad cutánea producida por la radioterapia

La radioterapia es una parte fundamental en el tratamiento de aquellos pacientes diagnosticados de cáncer de mama y, a pesar de los avances en las técnicas de tratamiento de los últimos años, sigue originando una inflamación en la piel llamada radiodermitis.

Además de la sintomatología clínica que ocasiona, la radiodermitis representa para el paciente un estigma social y personal que le recuerda el tratamiento recibido durante el tiempo que permanece sin resolverse. Por ese motivo, es necesario conocer y predecir la toxicidad cutánea que se puede generar para interferir lo menos posible en la calidad de vida de los pacientes.

Con el objetivo de minimizar estas consecuencias, nace el proyecto MINESKIN-e (detección precoz de toxicidad cutánea por radioterapia mediante estudio traslacional de biomarcadores y correlación con nuevas técnicas de imagen).

El equipo de Oncología Radioterápica y de Radiofísica de ERESA que lidera este proyecto, junto con el Servicio de Dermatología del Consorcio Hospital General, destaca que se ponen en marcha nuevas herramientas en el ámbito de la radioterapia de valoración objetiva necesarias para poder desarrollar tratamientos específicos, que permitirán disminuir la toxicidad cutánea de la radioterapia y mejorarán la calidad de vida de los pacientes.

Para ello, una de las técnicas de exploración clínica propuestas es la digitalización tridimensional hiperespectral (3DHSI). En ese sentido, el Instituto Tecnológico de Óptica, Color e Imagen (AIDO) lidera el desarrollo de un digitalizador anatómico que permitirá la evaluación de la dinámica cutánea y el análisis de los parámetros característicos y descriptivos de esta afección a partir de modelos 4D de la superficie corporal.

Con la imagen obtenida y su posterior procesado, se contribuirá a la creación de una nueva metodología de diagnóstico temprano del daño en pieles irradiadas y se prescribirá un tratamiento adaptado a cada paciente para disminuir su toxicidad cutánea. Además, fruto de este trabajo podrán ofrecerse nuevos productos y servicios que mejoren a nivel mundial la calidad de vida de los pacientes que reciben radioterapia.

MINESKIN-e está liderado por la empresa ERESA y cuenta con el Consorcio Hospital General Universitario de Valenciana, Dermopartners S.L. y AIDO.

Esta iniciativa está financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad dentro del programa Programa Estatal de I+D+i Orientada a los Retos de la Sociedad, en la convocatoria Retos-Colaboración 2014 y tiene una duración de dos años y medio.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *