El Hospital General implanta más de 120 válvulas aórticas y mitrales a través de catéter

 Intervencionvalvulamitral

  • La sección de Hemodinámica cuenta con una amplia cartera de servicios que añade varios tipos de procedimientos intervencionistas, así como técnicas novedosas

La sección de Hemodinámica del servicio de Cardiología del Instituto Cardiovascular ha realizado más de 120 intervenciones para la implantación de válvulas aórticas y mitrales a través de catéter.

Estas válvulas se encuentran en el lado izquierdo del corazón, que es el lado que realiza el mayor esfuerzo, y controlan el flujo de sangre rica en oxígeno de los pulmones al resto del organismo.

Actualmente la sección de Hemodinámica del Hospital General cuenta con la cartera de servicios más amplia de la Comunidad Valenciana, ya que, además de estas técnicas de implantación de válvulas, se realizan todos los procedimientos de corrección de cardiopatías estructurales mediante procedimientos hemodinámicos (cierre de leak perivalvulares), corrección de cardiopatías congénitas (comunicación interauricular y cierre de ductus arterioso) y todo tipo de valvulopatías, así una novedosa técnica para la corrección de insuficiencias mitrales a través de un catéter denominado Mitraclip.

Este tipo de técnicas y procedimientos mínimamente invasivos se utilizan con el fin de garantizar la seguridad y la calidad de vida del paciente. Así pues, “el Mitraclip es una opción no invasiva para disminuir el grado de afectación de las válvulas del corazón. Con ello se mejora la clínica y el pronóstico en pacientes con insuficiencia cardiaca, que es la segunda causa más frecuente de ingreso hospitalario en España”, explica Salvador Morell, jefe del servicio de Cardiología.

Este experto añade que el programa de intervenciones para la implantación de válvulas aórticas y mitrales a través de catéter “lo realizamos conjuntamente con el servicio de Cirugía Cardíaca del hospital en el marco de la unidad de referencia nacional CSUR para el tratamiento de valvulopatía mitral compleja”.

A los CSUR (Centros, servicios y unidades de referencia) les son remitidos los pacientes de todo el ámbito nacional tras un riguroso sistema de inspección y acreditación.

Por su parte, Alberto Berenguer, que dirige la sección de hemodinámica, señala que el Instituto Cardiovascular del Hospital General de Valencia “es uno de los centros más activos en cardiopatías estructurales, con unos resultados excelentes, tanto en el número como en la evolución de los pacientes”.

La intención de esta sección de Hemodinámica es proseguir en la implementación de estos programas de cardiología intervencionista, siempre dentro de los estándares de calidad y eficiencia que requieren porque son de alto riesgo para los pacientes y de alto coste económico. “Por este motivo es importante que se centralicen en unidades controladas como la nuestra”, añade Berenguer.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *