El 42% de pacientes con episodios cardiacos agudos no desayuna correctamente

2015 10 Lorenxo Facila y Juan

Lorenzo Fácila y Vicente Montagud, facultativos especialistas Servicio Cardiología Hospital General de Valencia

  • Un estudio realizado por los hospitales San Juan de Alicante, el Clínico y el General de Valencia revela que cerca de la mitad de pacientes ingresados por síndrome coronario agudo siguen patrones incorrectos de desayuno

Los hábitos alimenticios y nuestro estilo de vida son fundamentales en la prevención de riesgos cardiovasculares. Diferentes estudios han insistido en la importancia de seguir una dieta equilibrada y adecuada, pero además es fundamental el hecho de desayunar y hacerlo correctamente.

La omisión del desayuno se ha asociado con mayor prevalencia de factores de riesgo y una incidencia de infarto un 21–27% superior a la de quienes sí desayunan. Con estos antecedentes se ha realizado un estudio acerca de los hábitos alimentarios en el desayuno de pacientes ingresados con síndrome coronario agudo (SCA), es decir, infarto de miocardio o angina inestable, en los servicios de Cardiología de los hospitales San Juan de Alicante, el General de Valencia y el Clínico Universitario de Valencia.

“El objetivo era describir el patrón de dieta en el desayuno de este tipo de pacientes que ingresan por episodios cardiacos agudos con la hipótesis de que la omisión de la primera comida del día y/o patrones incorrectos de desayuno serían muy frecuentes en este grupo de pacientes de alto riesgo”, señala Lorenzo Fácila, cardiólogo clínico del Hospital General de Valencia.

“El desayuno, al estar precedido del periodo más largo de ayuno y reposo, es la ingesta con mayor captación de nutrientes y, por tanto, un momento ideal para ingerir ciertos componentes de la dieta con efectos beneficiosos a nivel cardiovascular”, explica Vicente Montagud, cardiólogo del General de Valencia.

Para el estudio, publicado recientemente en la revista española de Cardiología, se ha realizado una encuesta de diez preguntas a 181 pacientes que ingresaron con síndrome coronario agudo en la que se constata que cerca de la mitad de dichos pacientes desayuna incorrectamente. Concretamente, un 42% de este colectivo de pacientes desayuna de manera inadecuada y un 24% no desayuna habitualmente.

Desayunar mal se asocia a otros hábitos inadecuados

Del mismo modo, del estudio se desprende una correlación entre un patrón incorrecto de desayuno y el tabaquismo. Estudios previos apuntan ya que las personas que fuman desarrollan, en general, hábitos alimenticios más desfavorables y son más sedentarias.

Un desayuno inadecuado es un factor más de otros hábitos incorrectos de vida que conducen a sufrir episodios cardiovasculares y por tanto existe un amplio margen de mejora para la educación y la intervención en los estilos de vida y alimentación de los pacientes con SCA, especialmente en una comida tan relevante para el metabolismo de los lípidos y la glucosa como es el desayuno, indica Lorenzo Fácila.

¿Cuál es el desayuno ideal?

Según la Fundación Española del Corazón, el desayuno ideal debe ser variado y nutricionalmente equilibrado: lácteos, hidratos de carbono, grasas, vegetales o frutas, y proteínas. El consumo de al menos tres alimentos de estos grupos, garantiza un aporte nutricional necesario para obtener la energía suficiente para desarrollar nuestras actividades diarias.

Los especialistas coinciden también en que es una cuestión de hábitos. Si desde niños nos habituamos a desayunar bien, lograremos un mayor rendimiento y contribuiremos a prevenir diferentes patologías como la obesidad o la diabetes, entre otras.

Siete ideas saludables para el desayuno, según la Fundación Española del Corazón

1. Un vaso de leche. Dos rebanadas de pan con aceite. Una loncha de jamón serrano. Una naranja.

2. Un vaso de leche con miel. Dos tostadas de pan integral con queso fresco. Dos mandarinas.

3. Un vaso de leche con cacao. Cuatro galletas. Una manzana.

4. Un vaso de leche. Dos tostadas integrales con aceite y tomate. Una pera.

5. Yogur azucarado con copos de cereales. Un plátano. Un zumo de naranja natural.

6. Un vaso de leche con azúcar. Una tostada con mantequilla y mermelada. Un zumo de melocotón.

7. Un vaso de leche con cacao. Dos magdalenas. Un kiwi.

 

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *