El departamento Valencia-Hospital General pone en marcha la consulta de oftalmología pediátrica en los centros de Torrent y Juan Llorens

Rafael Freiria. Oftalmologia pediatrica HG

  • Con esta iniciativa se reduce el número de visitas y se acorta el tiempo de espera
  • Los problemas más frecuentes son los defectos de refracción, la ambliopía (ojo vago) y el estrabismo o alteración de la motilidad ocular

Los problemas oculares de los pacientes pediátricos son diferentes al de los pacientes adultos, así como la forma que tiene el oftalmólogo de relacionarse con el niño y con sus familiares. Por este motivo, el departamento Valencia-Hospital General ha puesto en marcha la consulta de oftalmología pediátrica en los centros de especialidades de Juan Llorens y de Torrent.

Según explica Enrique Cervera, jefe del Servicio de Oftalmología, esta es una iniciativa “novedosa en la asistencia en los centros de especialidades en nuestro país. El objetivo es diseñar consultas que faciliten y agilice la atención a los más pequeños y que, al estar valoradas por un especialista en oftalmología pediátrica, se reduzca el número de visitas”.

Así pues, para el paciente es mucho más cómodo porque se evitan desplazamientos, se mejora la accesibilidad y se acorta el tiempo de espera.

La Unidad de Oftalmología Pediátrica del Hospital General, a través de la especialista Paula Palomares, puso en marcha hace años una consulta de estas características en el CSI de Xirivella. La incorporación hace unos meses al Servicio de Oftalmología de un oftalmólogo que cuenta con una experiencia de más de siete años en los que se ha dedicado a ver pacientes en edad pediátrica ha pemitido la puesta en funcionamiento de esta actividad en los Centros de Especialidades de Juan Llorens y Torrente. “El objetivo era reforzar la unidad de oftalmología pediátrica y poder llevarla a los centros. De este modo, se acerca la asistencia al ciudadano y se tiene un control más estrecho de los niños”, añade Cervera.

Las patologías más comunes en menores de quince años, por lo general, son las ametropías o defectos de refracción, la ambliopía o disminución de la agudeza visual sin lesión orgánica que lo justifique, y el estrabismo o alteración de la motilidad ocular.

Por lo tanto, las exploraciones que se les hace a los pacientes en edad pediátrica son, fundamentalmente, de agudeza visual, examen minucioso del segmento anterior del ojo mediante biomicroscopía, refracción con y sin colirios ciclopléjicos, fondo de ojo y examen de la motilidad ocular.

Rafael Freiría, especialista en oftalmología pediátrica, explica que tratar a los niños a tiempo “nos da mayores posibilidades de mejora. Conseguir centralizar ese rango de población dentro de estos centros nos permite muchas veces saltarnos los tiempos de espera que tenemos entre los centros de especialidades y el hospital. Hay que tener en cuenta que el tiempo es muy valioso en los niños porque tienen la visión en formación, el cerebro es más plástico y, por lo tanto, presentan muchas posibilidades de mejorar si detectamos los problemas a tiempo”.

Las consultas que se han puesto en marcha tienen un horario de martes por la mañana y miércoles por la tarde en el centro de especialidades de Juan Llorens, y de lunes por la mañana en el centro de especialidades de Torrent.

A estas consultas se derivarán todas las primeras visitas procedentes de los pediatras de los diferentes centros de salud de las áreas de Juan Llorens y Torrent, así como las segundas visitas o sucesivas generadas por otros oftalmólogos.

 

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *