Endocrinos y nutricionistas del General de Valencia se suman al Día Nacional de la Nutrición

Endocrinos y nutricionistas HGUV

  • Hidratarse tiene que ser un hábito para toda la vida porque el agua es un elemento imprescindible en la dieta
  • En las últimas décadas ha aumentado el consumo de bebidas con azúcar y, por tanto, de calorías que pueden favorecer la predisposición a la obesidad

Los días 27 y 28 de mayo se celebra el Día Nacional de la Nutrición bajo el lema “Hidratación también es salud” y el Hospital General de Valencia ha querido sumarse a esta iniciativa, tal y como hizo en años anteriores. Para ello, dietistas-nutricionistas y estudiantes de Nutrición Humana y Dietética de la Unidad de Endocrinología y Nutrición están llevando a cabo una serie de actividades dirigidas a divulgar y promocionar entre los pacientes y entre la población general los beneficios de una correcta hidratación.

Según Carlos Sanchez, jefe de la Unidad de Endocrinología y Nutrición, “vamos a reforzar la información que damos a los pacientes sobre la importancia de la nutrición y de estar bien hidratados en estas fechas en las que se acercan los meses más calurosos del año”.

Con temperaturas altas, la perdida de agua es mayor, por lo que hay que aumentar la ingesta. Los bebés, lactantes y niños, por el mayor contenido en agua en relación a su masa corporal, tienen un mayor riesgo de deshidratación y los ancianos experimentan una disminución de la sensación de sed, por lo que hay que estar pendiente de que se hidraten adecuadamente. Respecto a los deportista, es importante rehidratarse a partir de los 30 minutos de hacer ejercicio físico por las pérdidas que se producen en la práctica del mismo.

“La sed es una guía adecuada para tomar agua, excepto para los bebés, los deportistas y la mayoría de las personas enfermas y ancianas, así que hacemos hincapié en estos colectivos”, señala Sánchez. En estos casos, los endocrinos y nutricionistas de la unidad recomiendan a los pacientes programar momentos o recordatorios para ingerir agua.

Las fuentes de agua son las bebidas, los alimentos y el agua producida por el metabolismo general del cuerpo. Toda esta cantidad de agua debe cubrir las pérdidas diarias de la misma a través de la orina y heces, sudor y vapor de agua eliminado a través de los pulmones.

En las últimas décadas ha aumentado el consumo de diferentes bebidas y han proliferado las bebidas con azúcar y, por tanto, de calorías que pueden favorecer la predisposición a la obesidad. “Determinadas bebidas para deportistas, que contienen pequeñas cantidades de hidratos de carbono, además de otros nutrientes, son adecuadas para la gente que realiza ejercicio físico y no debería ser el líquido recomendable para otras circunstancias”, advierte Sánchez.

Las recomendaciones de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) inciden en que al menos un 80 por cien debe aportarse en agua y el 20 por cien restante en alimentos y otras bebidas. También en que no tenemos que esperar a tener sed para beber porque la sensación de sed aparece cuando ya tenemos una pérdida hídrica de un 1 por cien, lo que puede afectar a nuestro estado de hidratación, así como el rendimiento físico y las capacidades cognitivas.

El objetivo de esta edición es mostrar la importancia de una correcta hidratación como parte de la salud. “Hidratarse tiene que ser un hábito para toda la vida porque el agua es un elemento imprescindible en nuestra dieta”, concluye el jefe de la unidad.

Comparte la noticia
Comments
  1. 1 año ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *