Empar Lurbe coordina las nuevas Guías Europeas de Hipertensión Arterial en Niños y Adolescentes

EmparLurbe jefa de Pediatria Hospital General VLC

Empar Lurbe, jefa del servicio de Pediatría del Hospital General de Valencia

  • Las Guías Europeas de Hipertensión facilitan la toma de decisiones entre los pediatras e inciden en la prevención de repercusiones de la hipertensión arterial más allá de la edad pediátrica
  • La responsable de Pediatría del Hospital General de Valencia ha sido la encargada de coordinarlas y presentarlas en el último congreso de la Sociedad Europea de Hipertensión

Las Guías de Hipertensión en Niños y Adolescentes inciden en la presencia, ya en estos grupos de edad, de la hipertensión arterial esencial que está fundamentalmente ligada al sobrepeso y la obesidad. La obesidad infantil es en la actualidad un problema de salud pública dada su elevada prevalencia y sus consecuencias a corto y medio plazo en la salud de la población. El aumento de la obesidad en niños ha supuesto un aumento de la enfermedad cardiometabólica y dentro de los factores de riesgo cardiometabólico, la hipertensión arterial es uno de los más relevantes.

Conscientes de este problema mundial, la Sociedad Europea de Hipertensión ha promovido la publicación de las Guías Europeas de Hipertensión Arterial en Niños y Adolescentes. En la confección de este documento, publicado en agosto, han intervenido expertos de reconocido prestigio de diferentes ámbitos y de distintas nacionalidades.

Estas Guías han sido coordinadas por la jefa de servicio de Pediatría del Hospital General Universitario de Valencia, Empar Lurbe, que impulsó la Unidad contra la Obesidad y el Riesgo Cardiovascular para niños y adolescentes del Hospital General. Esta Unidad es de referencia para la Comunidad Valenciana y está reconocida de excelencia por la Sociedad Europea de Hipertensión Arterial.

Estas nuevas guías suponen “un valioso instrumento de formación médica continuada y una excelente Guía para todos los pediatras en el que se recogen los avances científicos y la mejor evidencia disponible para facilitar la toma de decisiones terapéuticas y de este modo incidir en la prevención de la hipertensión arterial también en la población adulta”, explica la doctora Lurbe, que es además jefa de grupo del CIBER de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición del Instituto de Salud Carlos III y editora jefe de Anales de Pediatría, publicación oficial de la Asociación Española de Pediatría.

La hipertensión del adulto tiene sus orígenes en la infancia. De hecho, se ha demostrado que los valores de presión arterial en la infancia influyen en los valores de presión arterial en la edad adulta. Es decir, los niños que presentan una presión arterial elevada tienen más probabilidades de sufrir hipertensión arterial en la edad adulta. Por ello, “es fundamental analizar y recoger las evidencias clínicas que nos permitan avanzar en los diagnósticos y tratamientos más apropiados en esta materia, desde las edades más tempranas”, añade.

Entre las principales novedades de las nuevas guías destacan las ventajas y desventajas de los programas de cribado, la definición de hipertensión arterial, la relevancia de la medición de la presión arterial fuera de la consulta, el significado clínico de la hipertensión arterial sistólica aislada, las estrategias de tratamiento, el seguimiento y las investigaciones futuras necesarias en este campo.

Comparte la noticia
Comments
  1. 12 meses ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *