Finalizan las Jornadas de Cuidados al final de la vida

Colegio de emeritos 3

El Hospital General de Valencia ha celebrado la última sesión de las Jornadas de Cuidados al final de la vida, organizadas por el Colegio de Eméritos del Consorcio Hospital General de Valencia y el Comité de Bioética Asistencial del Departamento de salud Valencia-Hospital General.

La sesión continuó con los temas que se trataron en la primera jornada,  y en esta ocasión se profundizó en la limitación de tratamiento de soporte vital en el proceso final de la vida, desde el punto de vista médico, enfermero y ciudadano. Además, también se plantearon todos estos conceptos desde la perspectiva de la legalidad vigente.

Participaron en la mesa de debate Vicent López Camps, jefe de la UCI del hospital de Sagunto y máster en bioética; Antonio Cano Moreno, enfermero supervisor de Reanimación Cardíaca CHGUV; Ernesto Vidal Gil, catedrático de la Facultad de Derecho y miembro comité bioética Asistencial Departamento Valencia-Hospital General y Javier Velasco Laiseca, presidente de DMD Comunidad Valenciana. Actuó como moderador Federico Aguar Olba, médico del colegio de Eméritos del CHGUV.

Durante todas las intervenciones, así como en el turno de preguntas que se abrió al finalizar estas, se puso en evidencia la necesidad de aceptar la muerte como una etapa más de la biografía de cada uno, y por tanto si todos buscamos y queremos una vida digna, y la legislación camina en ese sentido, también debe haber una muerte digna, donde se respete la autonomía y se evite toda obstinación terapéutica que lo único que puede hacer es prolongar el sufrimiento de la persona.

Jornada de cuidados al final de la vida

Las acciones de los profesionales sanitarios han de ir encaminadas a la curación, pero cuando ésta ya no sea posible, han de dirigirse hacia el cuidado, que minimice el dolor y el sufrimiento que puede aparecer en estos momentos, facilitando una muerte en paz. Asimismo, se insistió en el respeto de la autonomía y los valores de la persona que se halla en esa situación.

También se puso en evidencia la importancia que pueden tener en estas situaciones la existencia de las voluntades anticipadas o instrucciones previas a la hora de respetar esos valores del enfermo, como protagonista que es en esos momentos.

Como se ha puesto en evidencia por los asistentes, la realización de este tipo de jornadas, ofrecen un espacio donde debatir conceptos y actuaciones ligados al proceso final de la vida y poner en común las mejores fórmulas para ofrecer los mejores cuidados

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *