Francisco Verdú recibe el primer premio a la mejor comunicación en el curso anual de la Asociación Europea de Sociedades de Neurocirugía

Neurocirujano Francisco Verdu

  • En el curso han participado más de 160 neurocirujanos de toda Europa y países colindantes como Egipto, Turquía y Egipto y la temática se ha centrado en la patología de la columna vertebral, así como la de nervio periférico

Francisco Verdú López, facultativo especialista del Servicio de Neurocirugía del Hospital General de Valencia, ha recibido el primer premio a la mejor comunicación oral en el curso anual de la EANS (European Association of Neurosurgical Societies o Asociación Europea de Sociedades de Neurocirugía), celebrado en Praga.

El trabajo presentado por Francisco Verdú trata sobre la disfunción dolorosa de la articulación sacroiliaca. Esta articulación se encuentra en la base de la columna vertebral y une el hueso sacro a la pelvis.

Francisco Verdu

Verdú ha expuesto que la lumbalgia o dolor lumbar es una dolencia que presentan un gran número de pacientes y es causa frecuente de consulta médica. El origen del dolor lumbar puede ser muy diverso y en la mayor parte de casos se origina en las carillas articulares vertebrales o en los discos intervertebrales, que pueden presentar discopatía en diversas formas como las protrusiones o hernias discales.

Sin embargo, una parte de estos pacientes puede presentar lumbalgia originada en la disfunción dolorosa de la articulación sacroiliaca. El diagnóstico de esta dolencia se basa principalmente en la historia clínica y la exploración física y se apoya en el uso de técnicas y pruebas complementarias como la resonancia magnética y las radiografías. En la mayor parte de los casos el tratamiento es conservador mediante medicación y/o ejercicios junto a la rehabilitación.

En casos dudosos o resistentes al tratamiento médico puede realizarse la infiltración diagnóstico-terapeútica de la articulación. Esta técnica permite tratar el dolor y afinar el diagnóstico, pues su resultado positivo puede descartar otras dolencias de la zona lumbar.

En el siguiente escalón de tratamiento puede realizarse radiofrecuencia de los nervios que conducen el dolor de dicha articulación. En esta técnica, que utiliza un tipo especial de corriente eléctrica, se realiza una lesión selectiva y controlada de las fibras dolorosas de la articulación para mitigar el dolor de los pacientes.

En el último escalón de tratamiento y en casos muy seleccionados, donde el dolor no ha remitido y es muy intenso, se puede realizar mediante una técnica quirúrgica mínimamente invasiva una fijación de la articulación sacroiliaca. Esto permite una rápida recuperación y una corta estancia hospitalaria con alivio de la sintomatología de los pacientes.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *