El Hospital General de Valencia pone en marcha el programa de donación de órganos y tejidos en asistolia

Coordinadores Unidad de Coordinacion Trasplantes HGUV

  • Con este tipo de donación el número de donantes efectivos puede aumentar en torno a un 30 o 40 por cien

El pasado 26 de mayo se llevó a cabo en el Hospital General de Valencia la extracción de órganos y tejidos del primer donante de órganos en asistolia controlada.

Este tipo de donación de órganos y tejidos proceden de una persona a la que se le diagnostica la muerte tras la confirmación del cese irreversible de las funciones cardiorrespiratoiras (ausencia de latido cardiaco y de respiración espontánea durante más de cinco minutos).

La donación más habitual es la donación tras muerte encefálica, en la que el donante fallece por el cese completo de la actividad cerebral, pero poco a poco los programas de asistolia controlada se van implantando en los hospitales de la Comunidad Valenciana.

Así pues, este tipo de donación es una nueva fuente de obtención de órganos y tejidos mediante la que se estima que el número de donantes efectivos puede aumentar en torno a un 30 o 40 por cien.

Este programa ha sido desarrollado y puesto en marcha por la Unidad de Coordinación de Trasplantes del General, que está formada por los coordinadores médicos Carolina Ferrer, Marcos Bruna y Enrique Artigues y por los coordinadores de enfermería José Palop y Juana García.

La logística de estos donantes es mucho más complicada que la de los donantes habituales de muerte encefálica e implica la participación activa de un gran número de profesionales del hospital de numerosos servicios. “Gracias a la implicación de muchos de ellos, especialmente de los profesionales de las unidades de críticos, ha sido posible poner en marcha este programa, pese a la dificultad que conlleva”, explica Artigues.

Como paso previo, fue necesario establecer un protocolo de limitación del tratamiento de soporte vital, ya vigente en el hospital, que permitirá también mejorar los cuidados de los pacientes en situación terminal e irreversible, además de ofrecerles la posibilidad de ser donantes de órganos. “Esto es un derecho hoy en día de todo paciente y, por tanto, tenemos la obligación de asegurarlo”, añade Artigues.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *