Una investigación del General de Valencia empleará animales para la detección del cáncer de pulmón

20170530 DS General de Valencia grupo oncologia molecular

  • La Fundació Investigació Hospital General de València ha comenzado un estudio para la detección precoz del cáncer de pulmón con la ayuda del olfato de animales
  • Prevencan adiestrará a cuatro perros con el fin de que sean capaces de discriminar las muestras de personas enfermas

El grupo de Oncología Molecular de la Fundación Investigació Hospital General Universitario de Valencia y Prevencan se unen para la realización de un estudio que tiene como objetivo la detección del cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) con muestras mínimamente invasivas, que pueden provenir de distintas localizaciones corporales – aliento, sangre, orina, entre otros- para, que mediante el olfato de los animales, se pueda discriminar las muestras sanas de las enfermas.

A diferencia de otros tipos de cáncer, en el pulmón resulta muy compleja la detección precoz ya que en un alto porcentaje de casos, el enfermo empieza a mostrar síntomas solo cuando el tumor ya se encuentra en estadios avanzados.

“El desafío clínico consiste en desarrollar métodos diagnósticos mínimamente invasivos que nos permitan detectarlo en etapas iniciales, lo que se traduciría en un aumento significativo de la esperanza de vida de este tipo de pacientes”, explica el profesor Carlos Camps, jefe del servicio de Oncología Médica del Hospital General de Valencia y responsable del laboratorio de Oncología Molecular de su Fundación de Investigación.

El olfato de los animales, es muy sensible y son capaces de detectar pequeños cambios bioquímicos producidos por las células cancerosas, señala el profesor Carlos Camps.
Por ello, el estudio empleará el extraordinario olfato de los perros en las etapas iniciales del proyecto como método de diagnóstico temprano y no invasivo para detectar el cáncer de pulmón no microcítico de manera precoz y poder proporcionar a los pacientes las mejores alternativas terapéuticas.

Los animales son adiestrados para identificar las partículas volátiles en las muestras procedentes de los fluidos de los voluntarios sanos y enfermos a través del “refuerzo positivo y gradualmente se va aumentando el nivel de exigencia, evaluando el ritmo de aprendizaje de cada perro. Adaptamos nuestro adiestramiento a la rapidez y evolución de cada animal”, señala la adiestradora Dora, responsable y fundadora de Prevencan.

Este estudio está financiado a través de las ayudas municipales a Proyectos de Innovación Social 2016 que convoca cada año el Ayuntamiento de Valencia desde su Concejalía de Innovación y Gestión del Conocimiento, habiendo obtenido la mayor puntuación de todos los presentados en dicha convocatoria.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *