El General de València cierra con éxito el primer año de funcionamiento de su modelo de Urgencias Pediátricas

  • Se han mejorado los estándares en la atención integral al niño

  • En un año se han incrementado las urgencias pediátricas, con casi 20.000 pacientes atendidos, y se ha disminuido el porcentaje de niños que ingresan tras ser atendidos en urgencias

Hace un año que el Hospital General de València puso en marcha sus nuevas urgencias pediátricas, que se trasladaron al pabellón Materno Infantil, con lo que concentró toda la atención pediátrica en un mismo edificio, con un nuevo modelo que integraba un circuito independiente al del adulto.

Este cambio de modelo supuso, además de una nueva ubicación, independiente del resto de las urgencias, un cambio en la filosofía en el trabajo del equipo, con un aumento del personal con experiencia en la patología pediátrica y con dedicación plena.

Además, dentro del espacio que se ganó con el traslado de las urgencias, se planificó un triaje específico para el niño y se puso en marcha una observación de urgencias y una área de radiología pediátrica en el mismo edificio.

Según Empar Lurbe, jefa del servicio de Pediatría, “el objetivo era prestar una atención diferenciada, en un espacio diseñado y adaptado para los niños, donde se concentrase toda la asistencia de forma independiente a la del adulto. Integramos todos los recursos, incluso el registro, para que el circuito desde que el niño entra en urgencias hasta que sale sea exclusivo para ellos”.

La optimización de todos estos recursos ha redundado en una asistencia más eficiente. Así pues, desde que en marzo de 2017 las urgencias comenzaran a funcionar con estas características, se han atendido a casi 20.000 pacientes, lo que ha supuesto un incremento respecto a años anteriores, al mismo tiempo que se ha disminuido el porcentaje de niños que ingresan tras ser atendidos en urgencias.

Para ello, ha sido clave la nueva área de observación de urgencias, donde se atienden a los niños que precisan valorar su evolución antes de decidir si ingresan en el centro o si se remiten a domicilio.

Actualmente, el departamento Valencia-Hospital General atiende a una población de 355.768 habitantes, de los que 52.282 están en edad pediátrica. La puesta en marcha de este modelo ha sido un paso esencial para aumentar la calidad y el bienestar de los pacientes y de sus familiares, que es el objetivo final de todos los profesionales de este servicio de Pediatría.

 

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *