Se pone en marcha el Programa ACTIVA-Cultural con el objetivo de fomentar la prescripción de actividades culturales

  • La prescripción de actividad cultural a las personas mayores puede aportar beneficios para la salud, como el fomento de las relaciones sociales, evitar el aislamiento o incentivar el acceso a la cultura

  • El Hospital General de València, en colaboración con el Museu d’Història de València y el centro de innovación Las Naves, ha organizado visitas guiadas al museo  

Hoy se ha presentado, en el Museu d’Història de València, el Programa Activa-Cultural: una nueva iniciativa para fomentar la prescripción social y cultural en los centros de atención primaria del departamento Valencia-Hospital General, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas mayores, y que está enmarcado dentro del proyecto de envejecimiento activo (ACTIVA), puesto en marcha por este departamento en 2017.

En concreto, el Hospital General de València, en colaboración con el Museu d’Història  y el centro de innovación Las Naves, ha organizado, a través de la red Connecta Salut, una serie de visitas guiadas al museo en las que podrán participar personas adscritas a los diferentes centros de salud de la ciudad que pertenezcan al departamento (Fuensanta, Nou Moles, Guillén de Castro, Nápoles y Sicilia, Gil y Morte y San Isidro).

Tras la presentación, que ha contado con la intervención de representantes de las entidades que participan en este proyecto, se ha realizado una visita guiada por las diferentes estancias del museo, en la que se ha explicado a los asistentes la historia de la ciudad, con especial atención a los hábitos de salud de los valencianos a lo largo de nuestra historia, así como los hitos más relevantes del museo y su entorno. Las visitas se han programado a lo largo del mes de mayo, con una asistencia prevista de más de 200 personas.

“Nuestra intención es impulsar los espacios culturales como lugares que, al igual que sucede con la promoción del ejercicio físico, también contribuyen positivamente a mejorar el bienestar psicológico del mayor, en este caso, convirtiéndose en una herramienta eficaz de prescripción social uniendo dos elementos clave de fomento del envejecimiento activo, el ejercicio físico y la información en salud, sobre todo si se visitan de forma grupal”, ha explicado Carolina Mir, coordinadora del centro de salud de Fuensanta e impulsora de esta iniciativa.

El Proyecto ACTIVA comenzó en febrero del año pasado como un proyecto piloto en el centro de salud de Fuensanta, impartido por una monitora tutora y al que se apuntaron un centenar de personas. Su realización permitió comprobar que el ejercicio físico, adaptado a la edad y enfermedades de los pacientes, ayuda a retrasar la progresión del anciano al estado de fragilidad, mejora el bienestar psicológico e incluso retrasa la pérdida de memoria, por lo que es importante que los pacientes mayores lo practiquen de forma sistemática y correcta.

Aunque el objetivo principal de este proyecto era, inicialmente, promover la actividad física en personas mayores, también pretendía impulsar ideas innovadoras que fomentaran la autonomía y el envejecimiento activo, entre las que se enmarca esta nueva iniciativa. En este sentido, ACTIVA-Cultural se propone incluir, junto a la prescripción física, la prescripción de actividad cultural, considerando los beneficios que ésta puede aportar a sus participantes, tales como el fomento de las relaciones sociales, evitar el aislamiento o incentivar el acceso a la cultura, contribuyendo así a mejorar el bienestar mental o psicológico de los pacientes.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *