Los Premios BiC vuelven a otorgar el premio al mejor hospital en RSC al Hospital General de Valencia

 

Fuente: Gaceta Médica.

Javier Marco, responsable del Servicio de Planificación, Calidad y Proyectos, y Fernando Simarro, adjunto a la Dirección Quirúrgica, recogieron ayer, por tercer año consecutivo, el premio Best in Class (Premios BiC) al mejor hospital en RSC, que reconoce el trabajo realizado por todos los profesionales por mantener la implicación y el esfuerzo en Responsabilidad Social Corporativa, actividades que están interiorizadas en el trabajo de toda la organización.

Ganadores del premio de RSC en 2012, 2016 y 2017 y finalistas en 2013, 2014, 2015 y 2018. Es el palmarés de este centro en los Premios BiC. En este caso, las actividades que se desarrollan en el marco de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) están vinculadas a la actividad básica de esta organización y tienen una vocación de permanencia, implicando con ello un compromiso de la dirección. Así lo explica, Javier Marco.

Los principios básicos de la RSC, insiste, son insoslayables en toda organización de nuestro tiempo y “es por ello que ser distinguidos en estos aspectos tan importantes es algo que nos llena de orgullo y agradecimiento”, argumenta.

Los profesionales constituyen el núcleo de la RSC, ya que son el vínculo con el resto de los distintos grupos de interés con los que están relacionados: pacientes, proveedores de bienes y servicios, asociaciones de pacientes y usuarios, agentes económicos y sociales de nuestro entorno, representantes institucionales, entorno social y ámbito medioambiental. “Sin su implicación no sería posible desarrollar ninguna acción y mucho menos mantenerla en el tiempo”, añade.

Las líneas básicas en materia de RSC son desarrollar las acciones necesarias para el desarrollo de la RSC en el centro mediante el uso de las herramientas necesarias. Han de estar centradas, exponen, en el desarrollo de la triple dimensión de la empresa: económica, social y medioambiental en relación directa con la preocupación de la RSC por todos los grupos de interés; la preocupación por satisfacer las necesidades de los distintos grupos de interés reportando confianza en todos ellos; y la obtención de adecuada reputación corporativa, como reconocimiento público alcanzado, expresión de legitimidad social.

Humanizar

Su hipótesis, indica, es que la mejora de la actividad en responsabilidad social se logrará de manera equilibrada con el desarrollo de sus diferentes dimensiones.

En el último año, la iniciativa más destacada va en línea con la humanización de la asistencia sanitaria. “A la vista de los resultados apreciamos una mejora del entorno asistencial, difusión adecuada de la iniciativa y humanización de los actos asistenciales donde se ha intervenido”, aseguran.

En adelante, los retos se basan en consolidar el compromiso de la organización con la RSC basados en los principios marcados desde la dirección del centro y desarrollados por sus profesionales.

“Ser distinguidos en estos aspectos tan importantes durante tantos años es algo que nos llena de orgullo y agradecimiento tanto a nivel interno como externo hacia esa sociedad a la que nos debemos y es nuestra razón de ser”, concluye Marco.

La política de RSC en el Consorci Hopital General Universitari de Valencia se articula en torno a la formación, igualdad de género, salud y bienestar de los trabajadores, uso eficiente de los recursos, participación de las comunidades, la integración de las personas con discapacidad, velar por los intereses de los pacientes, la transparencia y lucha contra el fraude, la incentivación del voluntariado y el diálogo social, tal y como explica su responsable.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *