La II Trobada de la Gent Major reúne a 200 mayores que recorren el río para fomentar el ejercicio físico

  • El proyecto Activa fomenta la actividad física en grupo para que los mayores sigan desarrollando hábitos de vida saludables, físicos y mentales
  • Los pacientes crónicos que hacen ejercicio físico tienen menos gasto en fármacos, sobre todo psicofarmacos y analgésicos

La diputada de Bienestar Social, Mercedes Berenguer, ha recibido esta mañana a 200 personas mayores que se han reunido en el Hospital General de València para dar un paseo de 4 km por el cauce del río Turia hasta la plaza de Manises con el objetivo de fomentar el ejercicio físico y animar a los mayores a que abandonen la vida sedentaria.

Esta II Trobada de la Gent Major se realiza dentro del Proyecto ACTIVA “Evaluación de la repercusión del ejercicio físico sobre el control de las patologías crónicas, la calidad de vida y el gasto sanitario” del departamento València-Hospital General.

Berenguer ha destacado que el creciente aumento de participantes en estos grupos de gimnasia avala la implicación del equipo de atención primaria en la formación y promoción del ejercicio físico para el tratamiento de los pacientes.

“En esta apuesta por el envejecimiento activo, que viene desarrollándose desde hace unos años en este departamento de salud, hay que destacar la implicación tanto de los profesionales como de los tutores para que los pacientes mayores realicen ejercicio físico de forma sistemática y correcta, es decir, adaptado a la edad y a sus enfermedades”, señala Berenguer.

El éxito de este segundo encuentro es una muestra más de la acogida que está teniendo este proyecto. “Hoy nos volvemos a reunir en este paseo en el que quiere participar tanta gente activa para seguir dando visibilidad a esta iniciativa y, si puede ser, contagiar a otras personas que todavía no han dado el paso y quieran ponerse a prueba”, añade Berenguer.

La diputada ha hecho hincapié en que nunca es tarde para empezar a hacer ejercicio, mejor si puede ser grupal, y así comprobar los beneficios que puede aportar.

De hecho, el ejercicio y las actividades en grupo ayudan a que los mayores entiendan esta etapa de la vida como un ciclo más de crecimiento personal, en la que tienen que seguir desarrollando hábitos de vida saludables, físicos y mentales.

Por su parte, Enrique Ortega, director gerente del departamento Valencia-Hospital General, ha explicado que se ha comprobado que los pacientes crónicos que hacen ejercicio físico “reducen el gasto en fármacos, sobre todo psicofarmacos y analgésicos. Del mismo modo, sienten una mejora de la salud percibida, del dolor y de la calidad de vida”.

Este encuentro ha contado con la colaboración de Consum y de La Roche Posay.

Proyecto Activa
El proyecto ACTIVA, impulsado por Carolina Mir, coordinadora del centro de salud de Fuensanta, se inicia en 2017 con la formación de 32 pacientes tutores mediante el curso “Enseñar a enseñar”, que se imparte con el objetivo de ser referentes en envejecimiento activo entre iguales. Esto permitió crear grupos de ejercicio físico vinculados a los centros de salud de Valencia capital del departamento Valencia-Hospital general.

Al final de 2017 ya eran más de 250 personas las que podían integrarse en estos grupos y los equipos de atención primaria empezaron a prescribir esta actividad a otros pacientes que lo necesitaban.

En 2018 se decidió extender este proyecto a los centros de salud de los pueblos (área metropolitana) del departamento, con la colaboración de los fisioterapeutas del departamento para la formación de los pacientes tutores.

También se puso en marcha ACTIVA-Cultural, con la colaboración de las NAVES y del Museo de Historia de Valencia, para realizar una prescripción social a los pacientes del proyecto con la finalidad de unir ejercicio físico y cultura. Esta actividad fue seguida por 160 personas con gran aceptación.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *