El Hospital General de València se acredita como centro de formación para electrofisiología cardiaca intervencionista

  • Esta certificación de la Sociedad Española de Cardiología acredita el cumplimiento de unos altos estándares de formación y calidad de la Unidad de Arritmias
  • Permite formar a cardiólogos que han terminado su residencia en electrofisiólogos

La unidad de Arritmias del Hospital General de Valencia ha sido acreditada por la Sociedad Española de Cardiología como centro de Formación Específica y Excelencia para la Práctica de Electrofisiología Cardiaca Intervencionista.

Esta certificación acredita el cumplimiento de unos altos estándares de formación, calificación y calidad para la práctica de la electrofisiología cardiaca intervencionista y, al mismo tiempo, permite iniciar un programa de formación para formar a cardiólogos que han terminado su residencia en electrofisiólogos.

Tal y como ha explicado el responsable de la Unidad de Arritmias, Aurelio Quesada, para obtener esta acreditación es necesario que la unidad de Arritmias esté a cargo de un mínimo de dos electrofisiólogos acreditados y pertenecer a un servicio de Cardiología con docencia MIR.

«Otros requisitos que exige esta acreditación es que el volumen de trabajo debe superar unos valores mínimos que garanticen un alto grado de experiencia, que son 150 ablaciones de taquicardia al año. Además, deben de poder tratarse todos los tipos de arritmias, incluyendo la ablación de la arritmia más prevalente y compleja de todas: la fibrilación auricular», ha añadido Quesada.

Además, impartir esta formación permitirá dotar a un cardiólogo, de una forma progresiva y tutelada, de todos los conocimientos y habilidades que se requieren para abordar el estudio y tratamiento de las arritmias.

Así pues, con esta formación de dos años el profesional será capaz de forma autónoma de realizar estudios electrofisiólogicos, implantar marcapasos y desfibriladores y dominar las técnicas de ablación, tanto de crioablación como radiofrecuencia.

«Nuestra idea es iniciar el programa ofertando una plaza de formación al año para que un cardiólogo pueda obtener una formación completa y con amplia experiencia. Cuando dispongamos de un segundo laboratorio podremos aumentar a dos o tres el número de plazas», ha explicado Quesada.

Este programa permitirá aumentar y consolidar la actividad asistencial y científica de la Unidad de Arritmias y posicionar al Hospital General de Valencia en un grupo muy seleccionado de centros nacionales y europeos.

Dentro de este grupo también se encuentran las unidades de Arritmias del Hospital Universitario y Politécnico La Fe, del Hospital Clínico Universitario de València, del Hospital General Universitario de Alicante, del Hospital Universitario Sant Joan d’Alacant y del Hospital General Universitario de Castellón, que también han sido acreditados por la Sociedad Española de Cardiología.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *