250 profesionales participan en la 30 edición del Simposium de Reumatología celebrado en el Hospital General de València

  • Han participado especialistas de 16 hospitales del ámbito nacional
  • Se han abordado temas como la artropatía psoriásica, la osteoporosis, las enfermedades inflamatorias y las fracturas osteoporóticas
  • El General de València cuenta con un programa de control y seguimiento de la fractura de cadera y en los primeros 6 meses ya se han tratado más de 200 pacientes

250 profesionales han asistido hoy al XXX Simposium de Reumatología, celebrado en el Hospital General de València, en el que han participado especialistas de 16 hospitales y de un centro de salud.

El director gerente del General de València, Enrique Ortega, y el jefe del servicio de Reumatología y director del simposium, Javier Calvo, han dado paso a este encuentro que tiene como objetivo poner al día las principales enfermedades reumáticas que precisan un diagnóstico precoz para su tratamiento eficaz y la integración de reumatólogos, médicos de familia y enfermería para conseguir la excelencia.

“Con este encuentro anual, que es uno de los más antiguos de España, buscamos no solo contribuir a la formación del médico de familia, sino conseguir la colaboración de ambas especialidades para mejorar la asistencia”, ha señalado Calvo.

Respecto a los temas que se han abordado destaca la artropatía psoriásica, que es un tema candente por su gran prevalencia y por sus consecuencias si no se realiza un diagnóstico precoz y se inicia un tratamiento adecuado cuanto antes.

“En nuestro hospital tenemos una consulta compartida entre los servicios de Reumatología y Dermatología y hemos puesto en marcha un nuevo modelo de atención: la consulta alternante, que mejora la asistencia de los pacientes y que está siendo estudiada por otros hospitales para implementarla en los mismos”, explica Calvo.

Otro de los temas ha sido la osteoporosis, una enfermedad en la que se ha insistido en tratar a los pacientes por factores de riesgo (índice de fRAX de la OMS) y no solo por una densitometría patológica. También se ha hecho hincapié en valorar la fractura “centinela” porque la existencia de una fractura osteoporótica obliga a tratar al paciente para evitar así una posterior fractura de cadera.

El Hospital General de València cuenta con un programa de control y seguimiento de la fractura de cadera gracias al que, desde marzo, se controlan todas las fracturas de cadera que ingresan y todos los pacientes salen con el tratamiento adecuado. En los primeros 6 meses ya se han tratado más de 200 pacientes.

Según Calvo, “es un gran esfuerzo para los profesionales del servicio, pero ha valido la pena, pues estamos evitando nuevas fracturas. Recordemos que la fractura de cadera se considera la fractura de los 3 tercios: de cada 3, una persona queda bien, otra con actividad mermada y la tercera fallece durante el primer año”.

También se han abordado las enfermedades inflamatorias desde el punto de atención primaria y de reumatología porque constituyen un factor de riesgo cardiovascular y precisan de la colaboración de ambas especialidades.

En otra mesa redonda se han estudiado los tratamientos más adecuados y novedosos y los efectos adversos de los fármacos. Por otra parte, los profesionales de la Unidad del Dolor del General de València han expuesto cómo abordar el dolor de los pacientes reumáticos.

En encuentro ha finalizado con una conferencia sobre la motivación, que tiene una especial relevancia en el ámbito sanitario por la responsabilidad que conlleva la actividad asistencial, la entrega y la necesidad de formación continua.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *