El Hospital General de Valencia trata en unas jornadas las claves para combatir el consumo de nuevas drogas

  • XXIII Jornadas de Toxicología Clínica en el Hospital General de Valencia
  • Cerca de 150 expertos de toda España participan en estas jornadas de actualización sobre toxicología clínica

“El consumo de cannabinoides sintéticos ultrapotentes constituye un fenómeno emergente que debe ser conocido por los profesionales sanitarios que van a tener que atender las intoxicaciones secundarias, educadores y padres para colaborar en la prevención de su consumo”, ha explicado Benjamín Climent, jede de la Unidad de Toxicología Clínica del Hospital General de Valencia en las XXIII jornadas nacionales de Toxicología Clínica que se celebran en el General de Valencia estos días.

Isaura Navarro, Secretaria Autonómica de Salud Pública y del Sistema Sanitario Público, ha sido la encargada de inaugurar estas jornadas de la Fundación Española de Toxicología Clínica, FETOC.

Las intoxicaciones agudas por cannabinoides sintéticos ultrapotentes o de tercera generación cursan con manifestaciones cardiovasculares (taquicardia, alteración de la presión arterial, dolor torácico), neurológicas (alteración nivel de conciencia, ataxia, alteraciones del movimiento, convulsiones, ictus), psiquiátricas (crisis de ansiedad o de pánico, agitación, alucinaciones, psicosis, delirium), renales (insuficiencia renal aguda).

“Los efectos tóxicos agudos son poco conocidos y son graves e impredecibles. Además, se desconocen los efectos tóxicos a largo plazo”, ha añadido el doctor Climent.

En el último años las intoxicaciones por cannabinoides sintéticos han crecido entre la población menor de edad. El Sistema Estatal de Información sobre Toxicomanías, SEIT, registró durante 2018 un total de 528 admisiones a tratamientos de desintoxicación por cannabinoides sintéticos en menores de 18 años.

Desde 2018 los profesionales sanitarios de las Unidades de Conductas Adictivas de la Comunitat Valenciana y otros recursos de atención a adolescentes, vienen observando la aparición de este nuevo tipo de marihuana sintética, también llamada “hardcore” o “pescao”.

Existe una preocupación entre los profesionales puesto que el patrón ha cambiado y se caracteriza por un consumo más precoz, entre menores de 14 años en adelante que acceden a esta sustancia en la calle por el mismo circuito que la marihuana tradicional y produce un rápido desarrollo de trastorno por consumo de sustancia grave, con rápida tolerancia y síndrome de abstinencia grave. Ello conlleva aparición de graves conductas disruptivas, que en muchos casos llevan a una judicialización rápida, sin tiempo a una intervención terapéutica eficaz.

Por otro lado, es frecuente la aparición de episodios psicóticos que incluso han requerido de ingreso hospitalario en unidades de hospitalización psiquiátrica.

En estas jornadas se han abordado otras sustancias emergentes como la miel loca del Himalaya (“mad honey”) y algunas plantas con efectos psicoactivos.

Las jornadas se han estructurado en distintas mesas de expertos en las que se han abordado las intoxicaciones medicamentosas, el diagnóstico de las intoxicaciones agudas, los nuevos tratamientos en toxicología clínica y las novedades en toxicología clínica.

Así mismo se han celebrado las reuniones del programa nacional de toxicovigilancia y la reunión de la Red de Antídotos. Las jornadas han celebrado sesiones de casos clínicos, así como presentación de pósteres y comunicaciones orales.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *