El Hospital General de València diseña un respirador portátil, todavía en fase de prueba

Se trata de un respirador portátil, con más de 4 horas de autonomía y de fácil montaje, para atender a pacientes con insuficiencia respiratoria en la pandemia COVID-19

El jefe de taller del servicio de Bioingeniería conjuntamente con el servicio de Anestesiología, Reanimación y Terapia del Dolor (SARTD) del Hospital General Universitario de València ha diseñado un modelo de respirador portátil con el objetivo de aumentar la posibilidad de tratamiento de los pacientes con insuficiencia respiratoria en la pandemia COVID19, y que estaría a disposición de la red sanitaria.

“Se trata todavía de un prototipo de respirador en fase de desarrollo consistente en dos electroválvulas accionadas mediante temporizador programable, conectadas a una fuente de suministro de oxígeno y al pulmón, de forma que simulan la función respiratoria realizando la misma tarea que un respirador convencional”, explica José Francisco Ramos Godino, jefe de taller del servicio de Bioingeniería del hospital.

La ventaja de este respirador, en fase de prueba, es que se trata de un dispositivo portátil con una autonomía de más de 4 horas, de rápido montaje y con cargador de batería incorporado. Esta primera versión, dispone del modo ventilatorio controlado por presión, en el que se puede ajustar la frecuencia respiratoria, relación inspiración-espiración, el flujo de entrega de gas, así como la presión inspiratoria máxima. Además, permite programar diferentes niveles de PEEP por corte de válvula en rama espiratoria.

José Francisco Ramos, jefe de taller del servicio de Bioingeniería

A diferencia de otros respiradores que se están desarrollando a raíz de la pandemia del COVID-19, este modelo destaca por su sencillez y rapidez de fabricación, ya que prácticamente no requiere de piezas mecánicas, aprovechando como fuerza motriz la propia presión de la fuente de suministro de gases, con lo cual reduce costes en la fabricación y permite crear un dispositivo mucho más liviano y fácil de programar.

El jefe del servicio de Anestesiología, Reanimación y Terapia del Dolor, José De Andrés ha manifestado que, en caso de necesidad, el equipo podrá ser útil a la hora de trasladar pacientes de planta a la UCI o viceversa que necesiten asistencia en la ventilación pulmonar.

El servicio de Bioingeniería, a través de la Fundación de Investigación del Hospital General de València, ha presentado el proyecto a la convocatoria extraordinaria “#SúmateAlReto contra el COVID-19” de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI) y trabaja en la certificación a través de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *