Desarrollan una guía dirigible con catéter expansible para intubación

Investigadores del servicio de Anestesia, Reanimación y Terapia del Dolor del Hospital General de València, conjuntamente con investigadores de La Fe, de la Universitat Politècnica de València y de AIMPLAS, han desarrollado una guía dirigible con catéter expansible para intubación.

Este innovador dispositivo médico, que ha recibido una beca competitiva de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), “soluciona o simplifica los procesos de cateterización de una cavidad o de una localización del cuerpo”, según explica Lucas Rovira, anestesiólogo del Hospital General.

Esta tecnología ha sido desarrollada tras varios años de investigación y tiene patente europea desde abril de 2020 en cotitularidad con la Fundación para la Investigación del Hospital General Universitario de València y el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe.

Lucas Rovira

La idea surgió gracias a un ensayo clínico realizado por Lucas Rovira, junto a Guido Mazzinari, anestesiólogo de La Fe, y publicado en “Anesthesia & Analgesia”, una de las revistas científicas de mayor impacto internacional en Anestesiología. En dicho ensayo “demostramos que el uso de una guía mecánica dirigible aumenta la tasa de éxito y reduce el daño y las complicaciones del procedimiento de intubación en pacientes con dificultad o vía aérea difícil”, añade Rovira.

Una de las novedades que introduce la guía es que no canalizan primero con la guía y después descienden el tubo siguiendo los conceptos clásicos de la técnica de Seldinger para cateterización, sino que “introducimos conjuntamente la guía y el tubo, que además es de un diámetro reducido similar al de la guía”. “Cuando alcanzamos el sitio objetivo, –continúa Rovira–, transmitimos un estímulo al catéter que provoca su expansión permitiendo liberar la guía convirtiéndose en un tubo de diámetro mayor que permite solucionar los problemas producidos durante la maniobra de cateterización”.

Dicha guía permite mover la punta 180º con una sola mano y dirigirla, lo que facilita su direccionamiento hasta la tráquea. Además, permite oxigenar durante la maniobra, ya que esta se realiza cuando el paciente no ventila y por tanto reduce el riesgo de hipoxia. “Asimismo, podemos aspirar el contenido que pueda venir tanto del estómago como el que haya en la vía aérea que puede pasar a los pulmones y complicarse con una broncoaspiración”, amplía Guido Mazzinari.

Lo bueno de este sistema, “es que puede ser aplicado en cualquier procedimiento que requiera una cateterización, ya sea venoso, vascular, urinario, de drenaje torácico o cualquier dispositivo que necesite comunicar una cavidad del cuerpo humano con el exterior o al contrario”, subraya Rovira.

Por último, este tubo expansible, que va vinculado a la guía, se puede fabricar de diferentes formas para poderlo adaptar a cada uno de los sitios objetivos que se requiere cateterizar.

Sin embargo, para poder finalizar su desarrollo hasta su salida a mercado, se necesita una empresa licenciataria del sector biomédico interesada en su explotación comercial.

INNVAL10/19/024 Guía dirigible dinámica neumática con tubo expansible (GDDN) para el manejo de la vía aérea.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *