El servicio de Reumatología recibe la acreditación a la excelencia en la atención de pacientes con artritis psoriásica

  • La artritis psoriásica requiere de un abordaje multidisciplinar, por lo que reumatólogos y dermatólogos tratan al paciente para mejorar la calidad asistencial

El servicio de Reumatología y Metabolismo Óseo del Hospital General de València ha recibido la acreditación a la excelencia en la atención de pacientes con artritis psoriásica: proyecto QUANTUM (QUAlity iNiciarive To improve oUtcoMes APs), otorgada por la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA).

Esta acreditación se ha concedido tras una auditoría externa que valora 59 estándares con el objetivo de medir la calidad con la que son atendidos los pacientes con esta patología en el territorio nacional. Este certificado de calidad se reevaluará a los 4 años.

La artritis psoriásica es una enfermedad de las articulaciones que se presenta en aproximadamente un 20% de pacientes que padecen psoriasis en la piel. En algunos casos aparece antes la artritis y las lesiones cutáneas se desarrollan con el paso del tiempo y, en otros, la afectación de la piel no se produce a pesar de padecer la enfermedad articular.

La lesión articular es inflamatoria, es decir, cursa con dolor, hinchazón, calor, dificultad de movimiento de la articulación inflamada y con el tiempo posibilidad de deformación.

Según explica Javier Calvo, jefe del servicio de Reumatología, “nuestro servicio cuenta con una consulta de artritis psoriásica compartida con el servicio de Dermatología. Esta patología requiere de un abordaje multidisciplinar, por lo que es importante que el dermatólogo y el reumatólogo traten a un mismo paciente en el mismo día para mejorar su calidad asistencial. Una vez estabilizada su sintomatología, se les visita de forma alternante en ambos servicios”.

Con esta consulta compartida de artropatía psoriásica se disminuye el número de visitas, lo que no solo le evitan desplazamientos al paciente (generalmente en edad laboral), sino que también se contribuye al sostenimiento del sistema sanitario.

La atención que se da a los pacientes es completa, considerando además los puntos fundamentales para su pronóstico y mejora de calidad de vida, como el ejercicio, control de peso, dislipemia, hiperuricemia, hábito tabáquico, etc.

“Gracias a la colaboración multidisciplinar con el servicio de Dermatología acortamos el tiempo para diagnosticar la enfermedad, aplicamos los tratamientos más adecuados para la clínica articular y cutánea y mejoramos la monitorización de nuestros pacientes”, añade Calvo.

En estos momentos, solo seis hospitales en el ámbito nacional han obtenido esta aprobación: Hospital Dr. Peset (València), Hospital Dr. Negrín (Canarias), Hospital de Basurto (Bilbao), Hospital de Araba (Álava), Hospital Germans Trias y Pujol (Badalona) y ahora el Hospital General de València.

Comparte la noticia
Comments
  1. 12 meses ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *