El Hospital General de València emplea una nueva técnica para el tratamiento de cálculos en las vías biliares

  • La litotricia con extracción de cálculos es un procedimiento que reduce el número de intervenciones, las posibles complicaciones y la estancia hospitalaria
  • Esta tecnología avanzada de visualización directa permite el diagnóstico y tratamiento de patologías biliopancreáticas en un solo tiempo

El Hospital General de València ha llevado a cabo con éxito una nueva técnica para el tratamiento de cálculos en las vías biliopancreáticas, una de las dolencias más comunes en enfermos con trastornos hepáticos.

Este procedimiento lo ha realizado el equipo de la unidad de Radiología Intervencionista, en colaboración con el servicio de Patología Digestiva, que ha dado soporte durante la técnica.

Los cálculos biliares son depósitos de materia sólida –predominantemente cristales de colesterol– en la vesícula biliar. Estos cálculos a veces obstruyen una vía biliar y pueden producir dolor. Si la vesícula biliar se inflama causa el dolor característico denominado como cólico biliar.

Según Amalia Talens, jefa de la unidad de Radiología Intervencionista, “la litotricia con extracción de cálculos en la vía biliar es una tecnología avanzada de visualización directa que nos permite hacer el diagnóstico y el tratamiento en una sola vez”.

Mediante una pequeña punción a través del hígado se introduce un catéter especial que incorpora una cámara con imagen digital y permite navegar por las vías biliares, “dándonos una visión directa de los cálculos localizados en ellas. Por medio de este catéter, que emplea ondas de choque e irrigación, se produce la fragmentación en pequeños trozos de un cálculo que bloquea la vía biliar y puede empujarse para ser fácilmente eliminado al intestino”, añade Talens.

El hecho de poder realizarse en un solo tiempo reduce las molestias y el número de intervenciones que se le tienen que hacer al paciente. De esa forma, se rebajan los tiempos de anestesia, se disminuye la estancia total hospitalaria y se reducen los riesgos durante la intervención.

Javier Sempere, jefe del servicio de Patología Digestiva, añade que este procedimiento mínimamente invasivo “es una alternativa eficaz en aquellos casos en que no se puede acceder a la vía biliar desde el intestino por alteraciones anatómicas especialmente quirúrgicas, como es el caso del paciente que hemos tratado. La visión endoscópica directa de la vía biliar mediante este mini-endoscopio permite el acceso directo y preciso a los cálculos, lo que supone un claro beneficio para el paciente”.

Además de la eliminación de cálculos en las vías biliares, esta tecnología avanzada permite a los profesionales sanitarios el diagnóstico y tratamiento de patologías biliopancreáticas de diversa índole, especialmente tumoral, mediante la toma de biopsias de las lesiones neoplásicas.

Comparte la noticia
Comments
  1. 10 meses ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *