El Hospital General adjudica el contrato para el suministro de agua filtrada para los trabajadores e instalará 41 fuentes de red

El Hospital General de València lleva años trabajando para conseguir ser un centro respetuoso con el medioambiente. Dentro de su estrategia de sostenibilidad económica y medioambiental, ha apostado por modificar el sistema de dispensación de agua para los trabajadores por fuentes conectadas a la red, que hasta la fecha se realizaba por fuentes con bombonas de agua potabilizada.

El contrato, después de la licitación pública pertinente, se le ha adjudicado a la empresa Aquaservice, como única empresa del sector 100% carbono neutral, por un periodo de 4 años.

El formato elegido por el centro ha sido el 2020 Touchless F, con el que se atenderá la demanda de más de 100.000 litros de agua al año y para el que se instalarán 41 fuentes conectadas a la red en diferentes servicios del centro sanitario. Se trata de un sistema de tratamiento del agua de ultrafiltración que garantiza la máxima calidad del agua filtrada de la red.

En cuanto a cifras, se evita la emisión de más de 5.700 kilos de residuos plásticos, procedentes de las más de 300.000 botellas de un solo uso que habría que utilizar para ese mismo consumo.

Este modelo avanzado cuenta con un sistema de dispensación mediante botonera manual o sensor infrarrojo (touchless). Además, integra doble filtro para la retención de partículas sólidas en suspensión y turbidez del agua, así como retención y reducción del cloro.

Entre otras funcionalidades, cuenta con un regulador de la temperatura para templada, caliente y fría, depósitos de acero inoxidable, bandeja recogegotas para evitar desbordamiento, sistema de protección de fugas y sistema ultravioleta integrado en el depósito.

El agua que dispensan las fuentes se analizara periódicamente por la empresa adjudicataria, con análisis supervisados por el servicio de Microbiología del hospital.

Con la puesta en funcionamiento de las fuentes de conexión a red se refuerza una de las prioridades de la política del Hospital General de València, que se basa en la búsqueda de actuaciones que permitan reducir al mínimo el impacto ambiental que produce la actividad del centro sanitario.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *