El Hospital General de València consigue la excelencia en el manejo de la enfermedad inflamatoria intestinal

  • La Unidad de Atención Integral a Pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal del General de València atiende anualmente a más de 900 personas
  • Entre los retos de esta unidad está mantener y mejorar los estándares de calidad de la atención, potenciar la atención telemática de los pacientes, así como la participación en investigación

La Unidad de Atención Integral a Pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) del Hospital General de València ha recibido la certificación de calidad que concede el Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU). Se trata de un reconocimiento que sitúa al centro sanitario como hospital de referencia y reconoce su calidad asistencial e investigadora.

El objetivo de este programa de certificación es reconocer a aquellas unidades del país que aseguren la mejor prestación asistencial a pacientes con esta enfermedad. Está considerado el mayor reconocimiento para estas unidades en España, situándolas como referente a nivel regional y nacional.

Como explica la vicepresidenta de GETECCU, Ana Gutiérrez, “este programa de certificaciones nos permite revisar, de una manera sistematizada, los procedimientos, medir los indicadores e implementar planes de mejora para alcanzar la excelencia en la calidad y en la asistencia de las unidades, en las que se presta una atención integral a este tipo de pacientes”.

Según el responsable de la Unidad de EII del Hospital General de València, José María Huguet, “esta acreditación supone un reconocimiento a una atención de calidad que cumple con los más altos estándares definidos por las sociedades científicas, a un trabajo colaborativo entre los diferentes profesionales que atienden estas patologías, situando siempre al paciente en el centro de nuestra atención”.

La asistencia integral de los pacientes es la base de la actuación en estas patologías, que suponen un serio problema de salud y que requiere importantes recursos en investigación, diagnóstico y tratamiento. Huguet destaca el esfuerzo y dedicación de todas sus compañeras, así como de todos los profesionales implicados en el manejo de estos pacientes, que hacen posible esta atención integral y de excelencia.

El Hospital General de València atiende anualmente a más de 900 personas con esta patología y el objetivo de la Unidad de EII es proporcionar una atención de calidad, en continua mejora de los servicios implicados en el diagnóstico y tratamiento de estas enfermedades crónicas.

Entre los retos de esta unidad está mantener y mejorar los estándares de calidad, potenciar la atención telemática de los pacientes, así como la participación en investigación.

Por otra parte, la atención de estas enfermedades requiere un manejo coordinado por varias especialidades. “Patología Digestiva, Cirugía General y Digestiva y Radiodiagnóstico son los principales integrantes, pero no hay que olvidar la importante participación de la enfermera especializada en enfermedad inflamatoria intestinal, la colaboración de las enfermeras del Hospital de Día, así como otros servicios implicados en el manejo de estos pacientes, como son Reumatología, Dermatología, Oftalmología, Farmacia Hospitalaria y Nefrología”, añade Huguet.

El presidente de la Asociación de Crohn y Colitis Ulcerosa de la Comunidad Valenciana, José Ramón García, expone que las unidades que reciben esta certificación “aseguran una buena asistencia a la gran mayoría de los pacientes, ya que han sido distinguidas por su calidad asistencial e investigadora. Además, garantizan esta atención integral y multidisciplinar”.

El Programa de Certificación de las Unidades de Atención Integral a Pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal es un proyecto desarrollado e impulsado por GETECCU, auditado por Bureau Veritas, como tercera parte independiente, y que cuenta con el apoyo de la biofarmacéutica AbbVie.

Sobre la Enfermedad Inflamatoria Intestinal

La EII se define como un grupo de trastornos inflamatorios que engloba dos entidades fundamentales: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Se trata de una patología de causa desconocida pero mediada inmunológicamente, y cuyos síntomas son muy variados y suelen incluir la diarrea o el dolor abdominal, llegando en ocasiones a requerir cirugía o ser incapacitantes para los pacientes.

El debut de la enfermedad suele ser en edades jóvenes y durante su desarrollo se pueden presentar complicaciones, tanto intestinales (oclusión intestinal, deficiencias nutricionales y sus consecuencias, etc.), como extraintestinales (dermatológicas, reumatológicas, oculares y hepatobiliares, entre otras).

La aparición de los síntomas de la enfermedad es impredecible, con periodos de remisión y brotes y, en muchos casos, llegan a requerir hospitalizaciones e intervenciones quirúrgicas.

La cronicidad de la enfermedad, los controles periódicos, un tratamiento farmacológico continuado y la posible necesidad de exploraciones endoscópicas o intervenciones quirúrgicas, tienen una gran repercusión en la vida familiar, laboral y social del paciente, y condicionan considerablemente su percepción de salud y su calidad de vida.

Comparte la noticia
Comments
  1. 4 semanas ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *