Sanitat nombra al Hospital General de València centro de referencia para la detección del virus de la viruela del mono

  • Este hospital recibirá y procesará las muestras de los departamentos de Castellón y València
  • Con ello, se reducen los tiempos de respuesta en los casos positivos y se posibilita la temprana activación de medidas preventivas

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública ha nombrado al Hospital General de València centro de referencia para la recepción de muestras de los casos sospechosos de viruela del mono o monkeypox y para la realización de las PCR para el diagnóstico precoz de esta enfermedad infecciosa.  

La Conselleria ha adaptado el protocolo elaborado por el Ministerio de Sanidad y ha centralizado esta actividad en dos hospitales: el Hospital General de Valencia, que recibirá y procesará las muestras de los departamentos de Castellón y València, y el Hospital Dr. Balmis, que hará lo propio con las muestras de los departamentos de la provincia de Alicante.

Ambos centros son de referencia para enfermedades importadas y salud internacional, por lo que cuentan con infraestructuras específicas en sus laboratorios de Microbiología para desarrollar este trabajo.

Así, ante una sospecha clínica del virus de la viruela del mono, los departamentos de salud enviarán a estos dos hospitales la muestra del paciente, debidamente conservada, donde se llevará a cabo la determinación y se informará de los resultados.

La muestra principal es el líquido de la vesícula o la costra de las lesiones cutáneas, aunque también se puede obtener mediante exudado nasofaríngeo, en plasma o en orina. Se trata de una PCR, la misma prueba de diagnóstico empleada para la COVID-19, pero requiere unos reactivos distintos para su procesamiento.

“En el contexto actual es necesario disponer de metodología apropiada y personal especialista experimentado para hacer frente al diagnóstico rápido de brotes e incluso de epidemias por microorganismos emergentes”, señala la jefa del servicio de Microbiología del Hospital General, Concepción Gimeno.

La decisión de descentralizar la técnica, que hasta ahora se realizaba en el Centro Nacional de Microbiología, ubicado en Majadahonda (Madrid), profundiza en el diagnóstico precoz de los casos, ya que acorta considerablemente los tiempos de obtención de resultados, pasando de varios días a apenas unas horas.

Por tanto, permite el diagnóstico rápido ante un paciente con sospecha clínica de esta infección, para su adecuado manejo clínico y mantener las medidas de aislamiento, que eviten la propagación de la infección.

Casos sospechosos

En estos momentos, un caso sospechoso es aquel que presenta un cuadro clínico compatible, que incluye la aparición de fiebre, lesiones vesiculares en cualquier localización de la piel y adenopatías (aumento del tamaño de los ganglios).

No obstante, tanto la aparición de fiebre como vesículas podría confundirse con otras enfermedades como el herpes, la varicela, la sífilis, etc., cuadros clínicos que, a diferencia de la viruela del mono, son mucho más frecuentes, por lo que es esencial contar con esta técnica microbiológica para poder realizar el diagnóstico diferencial de esta entidad.

Comparte la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *