La unidad atiende a unas 80 pacientes cada año con cáncer de ovario avanzado, de las que dos tercios requieren cirugía de elevada complejidad En 2019 la Conselleria de Sanitat la reconoció como unidad de referencia y