Se ha iniciado un método que permite tratar a pacientes complejos con lesiones hepáticas en segmentos posteriores con técnicas mínimamente invasivas La vía de acceso es más sencilla, segura y beneficiosa para el paciente que la cirugía