Se han atendido alrededor de 300 pacientes y familiares, a los que se les ha explicado la cadena de supervivencia y se les ha mostrado el uso del desfibrilador DESA El Hospital General de Valencia se sumó ayer