Un nuevo software mide el calibre y los ángulos de bifurcación de los vasos de la retina, parámetros con los que se evalúa la posibilidad de riesgo cardiovascular El análisis de fondo de ojo y su incorporación