Un estudio llevado a cabo en el General de Valencia revela que un acelerado aumento de peso en los primeros meses de vida incrementa el riesgo de desarrollar enfermedades cardiometabólicas Es uno de los primeros estudios prospectivos