La reforma, financiada por la Fundación La Caixa, ha requerido una inversión de 50.956 euros La nueva ubicación favorece el acceso de los niños hospitalizados y de sus familiares a las actividades y a los materiales lúdicos